No se si sabéis lo práctico que son los porta bebés. Es una manera de sujetar a tu hijo, en el tronco del cuerpo, que permite tener libre los brazos. Así puedes utilizarlo para dar un paseo, para ir a comprar, si tienes que hacer algo en casa o necesitas llevar a tu bebé a algún sitio en concreto.

Los porta bebés son muy útiles para dejar que nuestros brazos puedan hacer otra cosa, mientras que el pequeño se encuentra cerca del cuerpo de la madre. Recuerda que hay muchos tipos de estos porta bebés. Muchos lo venden y otros se pueden hacer en casa, como el que hoy vemos. Basta con un trozo de tela.

La importancia de este artículo es que tu bebé esté seguro, dejando que el pequeño también tenga libertad. Dependiendo de la etapa en la que se encuentre tu hijo (se mueva más o menos) este porta bebé necesita ser de una u otra forma. Puedes colocar a tu hijo de cara a tu cuerpo o bien al contrario ¡de cara al mundo!

porta bebes

Si tu bebé esta durmiendo podrás ponerlo de lado, aflojando la tela y que su peso haga el resto. Si tu bebé está inquieto seguro que el balanceo de las piernecitas que quedan colgando, le gustará bastante. Anímate y deja que sus piernas cuelguen, el pequeño va medio sentado pero de forma erguida, no tiene ningún peligro.

Hay porta bebés hechos con plástico o con otro tipo de tela, pero creo que prefiero estos de tela… pues se pueden atar de diferentes formas y así tu hijo tendrá una especie de cama silla confortable para ambos. No es bueno para la espalda tener a tu bebé siempre en brazos, has de cuidarla ya que solo tienes una. Por lo demás, si te animas, con un trozo de tela grande y bonito, además de suave y confortable, puedes hacer tu propio porta bebés.

foto: aloadofcraft

Dejar una respuesta