Cuando el niño comienza a caminar resulta un peligro, ya que toca todo lo que pilla. Debemos tener muchas precauciones para que no se lesione, ya que las consecuencias pueden ser drásticas. Hay que tener en cuenta que las quemaduras son especialmente dolorosas para la sensible piel del bebé, por lo tanto, es muy importante tomar las precauciones necesarias para prevenirlas. A continuación encontrará algunas sugerencias útiles para evitar las quemaduras en la piel del bebé:

-Mantenga siempre las asas de cacerolas y sartenes calientes apuntando hacia el interior de la cocina, aun cuando crea que su pequeño no está cerca.

-Instale una protección frente a los radiadores de la calefacción.

-No ponga su calefacción a temperaturas mayores a 40 o 50ºc.
-Tape o proteja chimeneas, parrillas y todos aquellos lugares con superficies calientes.
-Al bañar a su bebé, pruebe el agua con el codo. La piel de su codo tiene una mayor sensibilidad a la temperatura que su mano. Si el agua está demasiado caliente para usted, definitivamente también lo estará para su bebé.

– Instale grifos con seguro para evitar que su bebé se moje con agua demasiado caliente.

 

 

 

Dejar una respuesta