Puedes prevenir los calambres en tus piernas, durante la etapa del embarazo. Son muy comunes sentir estas molestias, en algunos meses de este periodo. A muchas mujeres les ocurre esto. Los puedes sentir de diferente magnitud, algunos son dolorosos e impiden dormir. Otros son más bien molestias, pero se pueden evitar.

Para prevenir los calambres puedes hacer dos cosas. Si son demasiado fuertes o continuos, procurar ir al médico es la mejor solución. El profesional te mandará lo que crea conveniente en tu estado. Además puedes hacer otra cosa, como seguir algunos consejos. Con pequeños secretos puedes intentar evitar estas molestias.

calambres
Fuente: Apetitu

Consejos que puedes seguir para prevenir los calambres

Para evitar estas molestias intenta no sentarte con las piernas cruzadas. Incluso si estás de pié, procura no mantener las piernas cruzadas durante mucho tiempo. Por otro lado es bueno estirar, varias veces al día. Si tus calambres son en las piernas, procura estirar los gemelos y las pantorrillas varias veces antes de irte a dormir.

La gimnasia es una buena idea para mantener el cuerpo saludable de cara al embarazo. Además haz especialmente hincapié en tus piernas. Por ejemplo rota los tobillos con movimientos circulares. Además mueve los dedos de los pies cuando estés sentada, esto hará que no te den tantos calambres. Puedes hacerlo incluso cuando ves la televisión o estás haciendo otra cosa.

Evita tener una vida sedentaria. Aunque estés embarazada puedes hacer algo de ejercicio. Por ejemplo puedes caminar o pasear. estira mucho y realiza un ejercicio adecuado para ti. Además evita cansarte en exceso. Cuando estés muy cansada tumba el cuerpo del lado izquierdo.

De esta forma mejoras la circulación de la sangre que va por la vena cava. A veces esta vena se ve presionada y esto hace que duermas peor. Intentar dormir de este lado hará que tu circulación vaya mejor y te den menos calambres. Además debes mantenerte bien hidratada, esto es muy importante.

¿Quieres prevenir los calambres en las piernas? ¿Qué otros consejos puedes aportar?

Dejar una respuesta