Son muchas las parejas que están deseando tener hijos, pero que, por cualquier causa que escapa a su control, no pueden conseguirlo. Por esta razón, muchas de esas parejas se deciden por recurrir a tratamientos de reproducción asistida para poder convertirse de esta forma en padres. En los últimos años, las técnicas usadas en este tipo de tratamientos han sufrido una gran mejora y en la actualidad se consigue un gran porcentaje de embarazos exitosos. Sin embargo, también es normal tener muchas dudas y preguntas sobre este tipo de procedimientos, por lo que te vamos a contar las posibilidades que existen en la actualidad en el mundo de la reproducción asistida. Para ello, vamos a explicarte cómo funciona el tratamiento de fecundación in vitro (FIV) y, más concretamente, el tratamiento de FIV que ofrece la clínica Barcelona IVF, una de las clínicas más populares de este sector.

¿Qué es y cómo se realiza un tratamiento de fecundación in vitro?

La fecundación in vitro es un tratamiento de reproducción asistida que consiste en fecundar el óvulo con un espermatozoide en un laboratorio. El programa embarazo FVI se realiza en tres ciclos diferentes: estimulación ovárica, obtención de los óvulos para su fecundación y cultivo embrionario y transferencia de los embriones en el interior del útero:

1. Estimulación ovárica

El primer paso para proceder a realizar a una fecundación in vitro es extraer una cantidad suficiente de óvulos. Cuantos más óvulos se obtengan, más posibilidades habrá de fecundar uno o varios óvulos con éxito. La reserva ovárica de una mujer, es decir, la cantidad de óvulos que dispone durante toda su vida, será determinante para tener éxito en un embarazo tanto natural como empleando tratamientos de reproducción asistida. Antes de extraer estos óvulos, habrá que proceder a una estimulación ovárica que se realiza a través de un tratamiento hormonal mediante inyecciones.

También te puede interesar:
Aspectos que debes saber sobre el yodo en el embarazo (I)

2. Obtención de los óvulos para su fecundación y cultivo embrionario

Una vez que la mujer produce los óvulos necesarios, los especialistas proceden a extraerlos. Esto se realiza mediante una punción en una intervención que no suele durar más de 10 minutos y en la que se aplica anestesia general para que la paciente no sienta ninguna molestia.

Cuando la extracción de los óvulos termina, se procede a fecundarlos con el semen de la pareja o un donante. Si los espermatozoides provienen de la pareja, se suelen conseguir mediante masturbación, aunque también se pueden, si fuera necesario, otras técnicas como la aspiración testicular o la biopsia testicular.

Durante los días posteriorres a la inseminación en el laboratorio de los óvulos y los espermatozoides, el equipo de especialistas realiza un control exhaustivo del desarrollo de los embriones. En la clínica IVF aplican las técnicas de laboratorio que sean necesarias para conseguir el embarazo, tales como ICSI, IMSI y cultivo a blastocisto en incubadores de tipo time-lapse.

3. Transferencia de los embriones en el interior del útero

Cuando los especialistas comprueban que uno o dos embriones se han desarrollado correctamente, se transfieren al útero de la mujer. El resto de embriones que también se hayan desarrollado bien se congelarán para utlizarlos más adelante si fuera necesario.

¿Qué pruebas son necesarias para llevar a cabo un tratamiento de fecundación in vitro?

Para realizar una fecundación in vitro, es necesario llevar a cabo previamente un estudio de fertilidad que cuente con las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Analítica hormonal: se realiza para analizar la reserva ovárica de la mujer.
  • Ecografía ginecológica: se realiza para descartar que exista cualquier patología en el útero y en los ovarios.
  • Estudio de serologías: se lleva a cabo para descartar la presencia de enfermedades infecciosas de trasmisión.
  • Seminograma: se realiza para valorar la calidad de la muestra de semen. Si se descubre que la calidad del semen es muy baja, se procederá a ampliar el estudio andrológico con otras pruebas adicionales.
  • Cariotipos: se lleva a cabo para descartar cualquier tipo de anomalías genéticas que puedan afectar al embrión.
También te puede interesar:
Gadgets increíbles para bebés

Precio y requisitos del tratamiento de fecundación in vitro

La FIV es un tratamiento que dura alrededor de unos 14 meses. En la clínica IVF de Barcelona, el precio de este tratamiento es de 10.900 euros. Sin embargo, si la mujer no consigue quedarse embarazada, te hacen un reembolso completo, es decir, que te devuelven los 10.900 euros íntegros. Entre los requisitos que deben tener tanto la mujer como el hombre, encontramos:

– Requisitos para la mujer: debe ser menor de 38 años, tener una reserva ovárica normal y un índice de masa corporal inferior a 30, además de no tener ningún tipo de patología ginecológica.

– Requisitos para el hombre: debe ser menor de 50 años, contar con un seminograma con recuento de espermatozoides superior a 3 millones por mililitro y un estudio del factor masculino genético normal (si se precisara), además de no sufrir de astenozoospermia severa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here