El puré de calabacín es una receta fácil y sana. Evitar las grasas en niños es importante y más si tu hijo tiene unos kilitos de más. Esta receta es sencilla de digerir, es ligera y suave ya que está hecha con productos light. Ideal también para los más pequeños de la casa y para ti misma.

Si a ti también te gusta el calabacín, puedes incrementar las cantidades y hacer más para la familiar. Este puré de calabacín queda espectacular y es perfecto para comerlo en la cena, ya que es más ligero que otros y mejor para el aparato digestivo.

pure de calabacin
Fuente: Lablascovegmenu

Receta fácil 

Ingredientes -Puré de calabacín-

  • 3 Calabacines grandes
  • 1 Cebolla grande
  • Pimienta
  • Sal
  • Queso cremoso light
  • Aceite de oliva virgen extra

Paso a paso

Primero pela la cebolla y hazla cubitos pequeños. Ahora en una olla añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y pon el fuego alegre. Echa la cebolla y remueve un poco. Tapa y deja que se poche sin quemarse.

Mientras la cebolla se pocha, ve pelando el calabacín. Luego lávalo muy bien y trocea el mismo. Seguidamente añade a la olla, junto a la cebolla, y sazona al gusto. No hace falta que le añadas mucha sal. Después pon la tapa y deja que todo se haga a fuego lento. El calabacín y la cebolla han de estar muy blanditos.

No eches agua a la olla, ya que el calabín puede hacerse en su propio jugo. Además es una buena forma de que no pierda sus vitaminas. Una vez que esté todo bien blandito, añade las dos cucharadas de queso cremoso que puede ser light.

Ahora añade todo el contenido de la olla a un recipiente para poder batir. Por último tritura y bate todo muy bien, sin que queden grumos. Cuando tengas una masa cremosa y homogénea, añade un poco en un bol para tu hijo. Verás que le gusta ya que el queso da un toque especial.

Dejar una respuesta