Incluye el puré de frutas, en la dieta de tus hijos. Estas recetas fáciles, te ayudarán a ello ¡Combina los ingredientes y cambia el tipo de fruta!

niño comiendo
Fuente: Yoshihide Nomura

Un buen puré de frutas, es estupendo para tu hijo. Eso sí, antes de dar un nuevo alimento a tu hijo debes consultarlo con su pediatra. El profesional, te aclarará dudas que tengas y te dirá, cuando debes comenzar a introducir alimentos en su dieta. Recuerda, que hay frutas que pueden ser consumidas antes, mientras que otras deben ser consumidas a los 6, 7 u 8 meses de edad.

Papilla de pera y manzana ¡Riquísimo!

Te propongo, una receta muy fácil y sencilla para alimentar a tu bebé. La papilla de pera y manzana, está buenísima y es muy nutritiva para el pequeño. Los más grandecitos, también pueden comerla. Cuando te pongas manos a la obra, procura pelar muy bien la manzana y la pera, además de lavarla perfectamente.

Corta en cuadrado y elimina los corazones, que tu hijo no se encuentre con nada que no pueda tragar bien. Recuerda, que si te sale demasiada papilla puedes guardar el resto en la nevera o el congelador. Incluso, puedes guardar la papilla dentro de un biberón esterilizado.

¿Cuáles son las mejores manzanas para hacer un puré de frutas?

Ya sabes, que existen muchas variedades de manzanas. Cada una de ellas, con sabores y colores completamente diferentes. ¿Qué variedad es mejor para hacer una papilla para un bebé? Comprueba esto, echando un vistazo a este vídeo explicativo.

Papilla de espinacas y frutas

Aunque consumir espinacas o acelgas, es muy debatido. Te dejo esta receta, perfecta para bebes de 10 meses. La idea, es mezclar las espinacas con la patata y batir todo con la leche. Ya está hecho. Las espinacas, es mejor consumirlas cocidas y con la menor cantidad de agua posible. Ponlas a cocer, el tiempo justo para que se ablanden ya que, de lo contrario, pierden sus nutrientes.

Para lograr un puré con una textura suave y agradable, procura triturar con un pasapurés y evitar pequeñas hebras que no gustarán al niño o que podrían provocar arcadas. Además, te recomiendo variar las verduras. Es decir, no des cada dos por tres espinacas o acelgas a tu hijo.

Si ya ha comido una ración en el día, con eso será suficiente. Además, combinar las verduras hará que tu hijo experimente otros sabores y no siempre los mismos, pues puede llegar un momento en el que se aburran. Por último, te recomiendo no añadir sal a los purés, por lo menos hasta el primer año de vida de tu hijo.

Puré de manzana y zanahorias

Te recomiendo, el siguiente puré de zanahorias. Este alimento, puedes introducirlo en la dieta de tu hijo a partir de entre el 6 y 8 mes de edad, después que el bebé haya iniciado la dieta de sólidos. Aunque, recomiendo siempre consultar con el pediatra, antes de ofrecerle un alimento nuevo al bebe. Cuando te de el OK, comienza con estas recetillas.

Papilla para bebés de peras y brócoli

Apunta esta deliciosa receta de pera y brócoli. Está muy rica y gustará a toda la familia. Te recuerdo, qu elas papillas de fruta y verdura para bebés, deberían ser consumidas a partir de los 6 meses edad.

Por último, te recomiendo lavar muy bien los ingredientes e incluso tus manos antes de manipular nada. Los bebés, están en pleno desarrollo y pueden coger cualquier virus que ande por la casa. Así que ten cuidado a la hora de manipular los alimentos ¡No es que tengas que sacarte el carnet de panipulador de alimentos!… pero si extremar las precauciones.

Además, te comento que el brócoli es más duro que otros alimentos, así que te invito a que le preguntes al pediatra de tu hijo. Si puedes incluirlo en su dieta, procura cortar trozos pequeños y no demasiado grandes. Los trozos pequeños, se cuecen mejor. Y, hablando de cocer, procura que queden bien blandos ya que es una verdura algo más dura que otras.

Como conclusión, te comento que estas recetas te harán la vida más fácil. Son rápidas y contienen muchas vitaminas y nutrientes. Exactamente lo que tu hijo necesita para crecer y desarrollarse perfectamente. La alimentación, es muy importante y ¡sobretodo de pequeños!

Las carencias de algunas vitaminas, pueden ser dadas porque no hayas incluido ciertos alimentos en la dieta del pequeño. Y, recuerda, la importancia de preguntar al pediatra. Esta es la mejor idea que puedes tener, antes de comenzar a ser un gran cocinillas para tu bebé.

Las frutas y las verduras, no deben faltar en la dieta de grandes y pequeños. Me parece una idea genial, hacer más cantidad de puré y así poder comer toda la familia unida. ¿Cuál es tu receta favorita? ¿Cuál es el alimento que más le gusta a tu bebé?

 

Dejar una respuesta