El puré de zanahoria siempre me ha encantado. Recuerdo de niña cuando mi madre lo hacía. Sobretodo me encantaba cuando más naranja estaba, es decir, cuanta más zanahoria llevaba. Pero si además le agregaba pollo cocido… ¡aún me acuerdo de su sabor! ¿Qué te parece para tu hijo?

Este puré tiene muchas vitaminas y es buenísimo para los más pequeños de la casa. Eso sí, procura que no quede con ningún grumo ¡a los niños no les gustan! y evita que haya algún pequeño hueso rondando del pollo ¿Te animas a hacer esta receta de puré de zanahoria?

pure de zanahoria
Fuente: Mallory Dash

Receta fácil

Puré de zanahoria y pollo para niños

Ingredientes

– 500 gr. de zanahorias
– 250 gr. de patatas
– media cebolla
– 100 ml. de nata
– Agua
– Aceite de oliva virgen extra
– Perejil
– Sal

Paso a paso

Primero hay que cocer muy bien las zanahorias, las demás verduras y el pollo. Así que pon una olla grande con agua, al menos un litro y medio o dos. Después lava y pela las zanahorias, las troceas y echa a la olla. Luego haz lo mismo con las patatas. Pela y lava muy bien. Luego hazlas trozos y añade a la olla. Las patatas puedes trocearlas grandes. Luego y por último, añade la cebolla cortada lo más fina que puedas. El pollo puedes cocerlo aquí o bien en otra olla.

Lava bien el muslo de pollo, el filete o lo que tengas entre manos. Luego echa a la olla con un poco de aceite y sal y listo. El pollo y otras carnes estarán bien cocidas cuando la carne se desprenda prácticamente sola del hueso sin hacer demasiado. Así que deja hasta este punto, para luego desmenuzarla.

Luego, sobre las verduras deja que el agua hierva bien y cuando la tapa queme, añade un chorrito de aceite de oliva virgen extra y cierra. Baja la temperatura a fuego medio suave y espera que todo cueza bien. Para saberlo basta con pinchar con un tenedor o un cuchillo. Comprueba que las zanahorias estén muy blanditas, al igual que la patata.

Cuando esté todo cocido, retira del fuego y añade las verduras a un recipiente para batir. Luego bate todo muy muy bien, si lo necesitas hecha un poco del caldo donde se ha cocido todo así crearás una pasta homogénea. También puedes pasarlo por un pasa purés. Mientras bates puedes añadir un chorrito de aceite, un poco de sal y si quieres algo de perejil. Hay veces que se le puede añadir nata y un poco de pimienta blanca, pero si tu hijo es muy pequeño puedes no hacerlo.

Para acabar sirve en un cuenco o plato pequeño, con el pollo desmenuzado sobre el puré. También puedes batirlo todo junto. Como prefieras ¿Qué te parece?

Dejar una respuesta