embarazo

Si queréis proteger el coeficiente intelectual de tu bebé durante el embarazo, deberás centrar tu alimentación en ciertos alimentos que ahora pasaremos a nombrarte. Para empezar, la alimentación debe ser sana y equilibrada. Se recomienda tomar cinco o seis comidas al días en pequeñas cantidades, en vez de pocas comidas de mucha cantidad. Algo principal para la inteligencia del bebé es el pescado. El consumo de pescado y leche es vital para proteger el coeficiente intelectual de tu futuro. Cuando existe una deficiencia de yodo en las gestantes se puede afectar negativamente la inteligente de sus hijos. Por ello, debes tomar alimentos con yodo como marisco, pescado, entre otros. Además, la sal que le eches a las comidas debe ser sal yodada.

Además de contener más de 12 vitaminas y minerales, los huevos tienen mucha proteína, la cual es esencial para tu embarazo. Las células del cuerpo de tu bebé, que ahora crecen y se multiplican a una velocidad asombrosa, están hechas de proteínas. Además, tu propio organismo necesita proteínas para el crecimiento y la reparación de los órganos. Los huevos también son ricos en colina, un nutriente esencial para el crecimiento de tu bebé y la salud de su cerebro.

Si la mujer embarazada ha tomado hígado algún día o un poco de paté, no debe alarmarse. Simplemente ha de evitar consumirlo con frecuencia, o no volver a consumirlo, si es posible. En definitiva, una alimentación sana y equilibrada y nada de alimentos peligrosos como el alcohol, las grasas y demás.

Dejar una respuesta