lactancia

Como destete se conoce al fin de la lactancia en los mamíferos. Cada especie tiene una edad donde el destete ocurre de forma natural. Se aconseja a las madres que alimenten a su bebé sólo con leche materna durante los seis primeros meses. A partir de entonces, se va metiendo poco a poco la comida, que se combinará con la toma de leche. A finales del primer año, la mayoría de bebés comen solos. Es curioso cómo las madres en la antiguedad daban de comer a sus hijos mediante su propia boca, es decir, ellas primero masticaban el alimento y se lo daban a sus crias, tal y como lo hacen los animales.

Es fundamental no apresurar el proceso del cambio de leche materna a comida sólida, debe hacerse poco a poco. La comida sólida debe introducirse de manera paulatina, a la vez que se reduce la leche materna. Un cambio repentino no es aconsejable, para este cambie se necesitan, al menos, tres meses, hasta que finalmente, la leche materna se reduzca mucho más.

Un bebé tiene más papilas gustativas que un adulto, aunque parezca sorprendente. Además de la lengua, también tienen en el paladar, en la garganta, en las amígdalas y en el interior de las mejillas. El bebé rechazará los sabores amargo, salado, agrio y dulce, si los prueba por separado, aunque conforme va creciendo esto desaparecerá. El proceso por el que el bebé pasa de ingerir líquidos y comidas blandas a sólidos exige paciencia. El bebé prefiere los sabores dulces, y puede que se muestre reaccio a probar otros sabores. Si los papás y las mamás, por miedo a que no coma, sólo les da comidas con sabor dulce, podría hacerse dependiente del azúcar y después ser un problema. Por ello, debemos darle, desde pequeños, cualquier sabor y enseñarle a que debe comer de todo.

Dejar una respuesta