embarazo

Para muchas mujeres, el deseo de ser madres es algo muy fuerte. Pero para algunas pocas, este impulso hacia la maternidad puede ser tan intenso que incluso acarree consecuencias físicas. Se trata del trastorno médico denominado embarazo psicológico o imaginario. Las mujeres que padecen este problema no solamente creen estar embarazadas sin estarlo realmente, sino que además presentan diversos signos y síntomas propios del comienzo de la gestación. Las pacientes que desarrollan embarazo psicológico, denominado pseudociesis en términos clínicos, ameritan manejo terapéutico profesional además del apoyo familiar para mayor aceptación al tratamiento y preservar su salud mental.

El embarazo psicológico afecta a mujeres con tendencias depresivas o que tengan un deseo extremo de convertirse en madres sin haberlo logrado. Como decimos, los síntomas del embarazo se producen de manera real en estas mujeres por lo que lo pasan muy mal ya que tienen los mismos síntomas que una embarazada pero sin estarlo. Cuando una mujer piensa que está embarazada hace trabajar a su cerebro y hormonas como si realmente estuviera viviendo el proceso de gestación. Por ello, se inhibd la ovulación y el periodo menstrual, y se incrementa la prolactina y progesterona como sucede en un embarazo.

Ante una situación así, se debe tratar a la mujer en el mèdico. Lo recomendable es tratar a la mujer con terapia psicológica cuya duración aunque puede variar depende de la aceptación que tenga la paciente de su problema, se recomienda sea mínimo de un año.

Dejar una respuesta