bebe

La enfermedad “mano, pie, boca” es una enfermedad común en bebés y niños. Se caracteriza por fiebre, lesiones en la boca, y un sarpullido con ampollas. Esta enfermedad comienza con una fiebre leve, pérdida de apetito, malestar y dolor de garganta. A continuación, unos días después, aparecen unas lesiones en la boca que comienzan como pequeños puntos rojos y se convierten en ampollas, y después a menudo se convierten en úlceras. Usualmente, se encuentran en la lengua, las encías, y en el interior de las mejillas. Por lo general no es grave y la mayoría de niños se recuperan sin tratamiento médico en 7 a 10 días.

Esta enfermedad también tiene otro nombre, enfermedad de coxsackie. Este Síndroma sí es contagioso a través de las secreciones de la nariz y garganta, el líquido de las ampollas o las deposiciones. Por ello, en el caso de que se contagie, lo mejor es que no vaya al cole hasta que no se recupere, para evitar que otros niños lo tengan. Se recomienda que lleve a su niño al médico para ver si puede mejorarle sus síntomas con alguna medicación aunque es muy común no darle nada y esperar que se cure sólo.

Una vez se cure, puede volver a contagiarse al cabo de un tiempo. Por ello, es muy aconsejable que toméis precauciones tales como lavar con frecuencia las manos de tu pequeño, lavar y desinfectar los juguetes y otros objetos que pudiesen tener gérmenes, y tratar de evitar a niños infectados.

Dejar una respuesta