Probablemente ya sepas la alimentación que debes darle a tu hijo para que cuide su salud. Sin embargo, es probable que nunca te hayan contado lo que no debes darle nunca. Lo cierto es que no debe abusar de ningún alimento ya que, en exceso, todos pueden llegar a dañar su organismo. El objetivo es llevar una dieta sana y variada.

niño

Los alimentos altos en grasa y azúcar como los pasteles, galletas y demás dan a los niños en edad preescolar un poco de energía extra, que necesitan para su crecimiento. Por ello, pueden comerlos a menudo pero sólo a menudo y no a diario. Inclúyelos sólo en pequeñas cantidades.
Para prevenir la obesidad, se recomienda también que los niños estén físicamente activos. Es importante que le enseñes desde pequeño estos valores y lo apuntes a diversas actividades para que sea un niño activo y dinámico. Los dulces y chocolates pueden dañar los dientes de tu niño si los come con frecuencia. También pueden reducir el apetito de tu hijo por los alimentos saludables además de ser grandes contribuyentes a la epidemia de obesidad que nos afecta. Por ello, sólo muy de vez en cuando, como los anteriores.

El exceso de sodio puede producir problemas de salud, como hipertensión entre otros. Por ello, no deben tomar alimentos muy salados. Es importante que la mamá y el papá que prepara la comida le eche poquita sal a sus comidas. Otros alimentos con los que tenemos que tener cuidado son: las papas fritas y otras meriendas saladas, alimentos procesados, etc. Además, deberás tener cuidado si tiene alergia a algún alimento.

Dejar una respuesta