embarazo

Ya sabéis que 40 son las semanas en las que se termina la gestación ya que el feto está desarrollado y listo para conocer el mundo. La mitad del embarazo es la semana 20 y como tal, el feto continúa moviéndose. En este momento, los papás ya pueden notar sus movimientos tocando el vientre de la embarazada. Aquí suelen aparecer dolor de espalda a la mujer, por el peso. Intenta corregir posturas, ponerte manta eléctica y estar cómoda para prevenirlo.

En la semana 20 de embarazo, el feto ya mide 29 centímetros y pesa más de medio kilo. En esta etapa comienza a aparecer la pigmentación de la piel del futuro bebé. Así pues, el bebé nacerá con cierta pigmentación en su piel, pero no adquirirá su color de piel definitivo hasta el final del primer año de vida. Sin embargo, el iris aún no está pigmentado. Por lo tanto, todavía no se sabe qué color tendrán los ojos del futuro bebé.

El peso y el volumen de la embarazada ha aumentado notablemente, como es evidente. El útero presiona las venas que devuelven la sangre de las piernas hacia el corazón. Esto puede causar hinchazón en las piernas. También se pueden tener más sensibles las encías. El peso hace que la mujer se canse antes ante cualquier movimiento. Es algo normal. Por ello, debeís descansar bien. Disfrutad de esta bonita etapa y preparaos para el último trimestre que es el más duro.

Dejar una respuesta