Qué tomar para dormir bien durante el embarazo

Para gozar de buena salud es imprescindible dormir bien, y eso también es aplicable al embarazo. Pero hay veces que eso no depende de nosotras, y pillar el sueño puede convertirse en una tarea titánica. Se estima que de un 10 a un 15 % de la población adulta padece insomnio crónico y que de un 25 a 35 % ha sufrido un insomnio ocasional en situaciones de mucho estrés, como es el estar embarazada. Hay numerosas recomendaciones de los expertos que puedes poner en práctica para conciliar el sueño, y en este artículo vamos a ver alguna de ellas. Desde los métodos más tradicionales a la hora de echar una cabezadita, hasta algunos más modernos. ¡Vamos allá!

Antes de nada…

Antes de tomar nada, te pueden ayudar estas recomendaciones:

  • No utilizar dispositivos con pantalla por lo menos un par de horas antes de meterse en la cama
  • Establecer un horario de sueño fijo y respetarlo. Es decir, si defines que a las 23:00 es una buena hora para irse a dormir, procura que siempre sea esa la hora de dormir. Así tu cuerpo de acostumbrará.
  • Evita a toda costa las bebidas estimulantes, como el café, los refrescos de cola, el té…
  • No cenes alimentos copiosos cuya digestión sea complicada, como por ejemplo: legumbres, carnes grasas, picante… Y sobre todo, procura cenar un par de horas antes, como mínimo, de dormir.
  • La cama es para dormir. Por eso no la utilices para otros menesteres como ver la televisión, leer, escuchar podcasts…
  • Procura estar cómoda en la cama manteniendo una temperatura agradable en la habitación y con ropa ligera que no te apriete.
  • Intenta conciliar el sueño estando tumbada sobre el lado izquierdo y con las piernas dobladas. Dormir boca arriba puede ser dañino para la salud estando embarazada ya que favorece la aparición de enfermedades como estreñimiento, hemorroides…

Te puede venir bien…

Muy bien, has seguido todas estas indicaciones al pie de la letra y sigues sin poder dormir bien. ¿Qué debes hacer? Prueba estas indicaciones entonces:

  • Haz algo de ejercicio, sin pasarse, antes de dormir. Te ayudará a cansarte y llegarás a la cama con más ganas de dormir.
  • Utiliza el poder relajante de ciertas infusiones, como la tila, la manzanilla o el poleo menta. Importante, hazlo con moderación ya que si las mezclamos con otros medicamentos pueden producir hepatoxicidad.
  • Mucha gente también toma valeriana, pasiflora y melisa para conciliar el sueño, pero no se recomienda durante el embarazo ya que no está comprobada su seguridad.
  • Puedes tomar un vaso de leche tibia antes de dormir ya que la melatonina que contiene, puede ayudar a quedarse dormido. Puede que suene a consejos de gente mayor, pero de verdad que a veces funciona.

Si nada de esto funciona…

Si nada de lo descrito anteriormente funciona y sigues con rachas de insomnio considerables, debes conocer que existen medicamentos apropiados para poder conciliar el sueño. Pero ojo, antes de tomar cualquier medicamento por tu cuenta estando embarazada, consulta con tu médico y sigue atentamente sus indicaciones. Es vital seguir este consejo a pies puntillas ya que cualquier sustancia en el estado en el que estás, podría afectar directamente a ti o al bebé. Por eso, antes de autodiagnosticarte insominio a ti misma, consulta primero con un profesional de la salud.

Ir arriba