¿Le encantan los macarrones con queso? Si buscas una receta baja en grasa, para tu hijo, aquí te propongo esta. Los macarrones con delicioso queso gratinado, les encantan a casi todos los niños… pero engordan bastante. Así que esta vez te propongo una receta bastante buena, para rebajar la grasa de más ¿Qué te parece?

Recuerda la importancia de que tu hijo lleve una alimentación sana, baja en grasas y nutritiva. Tu hijo también necesitará grasa, pero no en exceso. La alimentación debe ser equilibrada y, si no tiene ningún problema, comer de todo. Espero que esta receta le guste tanto como a mi ¿Te animas?

macarrones con queso
Fuente: Vancouver Bites!

Receta baja en grasa: Macarrones con queso (para 4 personas)

– 400 gramos de macarrones
– 2 tazas de queso Cheddar rallado
– 1/2 taza de queso Parmesano rallado
– 3 tazas de leche semi desnatada o desnatada
– 1/4 de taza de mantequilla o margarina (baja en grasa)
– Pimienta
– 2 cucharadas de Harina

Realización

Primero hierve la pasta en una olla. Deja que quede blanda, para que el niño se la coma sin protestas… pero evita que se pase. Seguidamente escurre bien la pasta y pásala por agua fría. De esta forma evitaremos que se peguen los macarrones. Deja la pasta a un lado y sigue con la receta. Ahora toma una sartén y ponla a fuego medio. En ella echa la mantequilla y deja que se funda un poco, luego añade la harina. Con una cuchara de madera, ve removiendo hasta obtener una mezcla sin grumos.

Cuando tengas los ingredientes bien mezclados, ve añadiendo la leche desnatada. No dejes de remover, mientras echas la leche poco a poco. Una vez listo, ve añadiendo los diferentes quesos. Pon todo a fuego lento y remueve muy bien hasta que se hayan fundido. La salsa debe quedar más o menos espesa.

Después coge los macarrones que habías hervido y ponlos en un plato, bol o en una fuente. Seguidamente echa sobre ellos la salsa y listo. Para aderezar y si tu hijo puede comerla, añade un poco de pimienta. Esta especie le dará un toque muy especial. Es una idea hornear los macarrones. Si quieres que quede la parte de arriba un poco tostada, nada mejor que gratinar.

Así que antes de servir, si quieres hornea la fuente de macarrones con la salsa echada por encima. Puedes poner el horno a una temperatura de 175º durante media hora. Después saca la fuente y deja reposar la pasta unos 10 minutos. Por último sirve y verás qué macarrones con queso ¡tan deliciosos!

Dejar una respuesta