Buenísimas las galletas de mantequilla, sobre todo las que siguen una receta tradicional. Este postre o merienda es muy fácil de hacer y toda la familia lo agradecerá.. y ¡tus hijos los primeros! Es una muy buena idea que dejes que los niños te ayuden a hacer estas galletas.. puedes pedirle que hagan ciertas cosas, siempre vigilándolos un poco. Los más pequeños se sentirán importantes, para poder ayudar en casa (no los dejes a un lado)

Ahora bien, para hacer estas deliciosas galletas, seguiremos la siguiente receta. Los ingredientes necesarios son:

INGREDIENTES

galletas

– 300gr de mantequilla
– 2 huevos
– 5 tazas de harina
– 1 taza de azúcar
– 1 cucharada de esencia de vainilla

El primer paso es coger un recipiente, donde se bate muy bien la mantequilla, los huevos, la esencia de vainilla y el azúcar. No dejes de batir, mientras añades los ingredientes, hemos de conseguir una mezcla homogénea.

Cuando tengas la mezcla por igual, sin grumos, añade la harina y consigue una masa consistente y espesa.  Añade la harina que creas necesaria, aunque he dejado las medidas, nunca se sabe. Luego saca la masa con las manos y sigue amasando en una superficie plana. Hemos de conseguir una masa que se despegue de las manos y que no quede pegajosa.

Cuando esté lista la masa y aplana con un rodillo, utiliza la harina para que no se pegue la masa a la superficie. Deja un grosor de un par de centímetros o algo menos, aunque esto va a nuestro gusto.  Ahora coge los moldes y corta la masa con formas divertidas (ya que la receta es para nuestros hijos, aunque comamos todos galletas)

Después coloca la masa en una bandeja, preparada para el horno, y hornea durante 20 minutos a 180 grados (puedes dejarlas más o menos, según te gusten más o menos doradas) Luego saca con cuidado y, después de dejar enfriar un poco, ya están listas para servir.

foto: mccormick

 

Dejar una respuesta