Si buscas un buen desayuno o una excepcional merienda, qué te parece ésta receta infantil: Gofres caseros. Creo que no puede haber merienda tan buena, además un plato en el cual tus hijos pueden ayudarte. Hay recetas infantiles muy divertidas, las cuales pueden ser aptas para que nuestros hijos nos ayuden en la cocina ¡ya verás qué bien se lo pasan!

receta infantil

RECETA INFANTIL ¿Un postre para toda la familia?

Esta receta infantil, además de gustar a los más pequeños… a los adultos nos vuelven locos. Por ello puedes incrementar las cantidades, para crear más masa y así poder hacer más cantidad de gofres ¿te animas?

INGREDIENTES

– 500 g de harina

– 250 g. de azúcar

– 250 g de mantequilla

– 6 huevos

– 1 cucharadita de levadura

– 500 ml. de leche

– 1 limón

– Canela

PREPARACIÓN

Para hacer la masa, el primer paso es separar muy bien las yemas de las claras. A algunas personas se les da mejor que a otras, así que intentaremos tener mucho cuidado y tiento para hacerlo. En un recipiente, ve añadiendo todas las yemas separadas y un poco de mantequilla, con las cucharadas de azúcar.

Seguidamente, con ayuda de una batidora, remueve muy bien todo. Intenta que los ingredientes se mezclen muy bien entre sí, hasta crear una masa homogénea. Después añade la levadura y la harina. Seguimos batiendo muy bien, para acabar echando la leche templada, el rallado del limón y la canela al gusto.

Por otro lado, vamos batiendo las yemas de huevo dejándolas apunto de nieve. Cuando estén de este modo, mezcla éstas con la masa que hemos hecho. Bate todo bien hasta que estén todos los elementos bien integrados.  Una vez hecha la masa, reserva y prepara la gofrera. Si no tienes este artículo, los gofres quedarán con un aspecto diferente pero con el mismo sabor. También puedes ayudarte de una plancha o una sartén antiadherente.

Si tienes gofrera, añade unas 3 cucharadas de masa en el aparato. Cierra y deja que dore, cuando estén al punto sácalos y ve haciendo tantos gofres como quieras. Para acabar viste el postre con lo que más le guste a tu hijo, por ejemplo delicioso sirope de chocolate. También puedes añadir nata montada, sirope de fresa o crema. ¿Qué te parece?

Fuente: tasteofhome

Dejar una respuesta