Aquí os dejo una nutritiva receta infantil, llena de sabor y con toda la energía para que tu bebé crezca sano y fuerte. Este delicioso puré lleva diferentes tipos de verduras y carne; esta carne puede ser de ternera o de cerdo, pero procura que el filete que utilices no tenga demasiada grasa o nervios. Además os comento que la recta es para personas que tengan thermomix.

Esta receta infantil contiene muchas vitaminas y es de lo más nutritiva para la alimentación de tu bebé (de unos 7 meses). Los ingredientes que vas a necesitar, para hacer el puré, son los siguientes:

INGREDIENTES

receta infantil

– 80 gr de zanahoria

– 50 gr de calabaza

– 200 gr de patatas

– 50 gr de puerro

– 50 gr de calabacín

– 2 vasos de agua

– 1 cucharada grande de aceite de oliva virgen extra (este sería perfecto)

– 1 filete no muy grande de ternera o cerdo

PREPARACIÓN

Añade en la thermomix el puerro, la zanahoria y los dos vasos de agua… más o menos llena hasta la mitad del contenedor. Recuerda que la verdura que añadas ha de estar muy bien lavada, además pela y elimina toda la piel que tenga y trocea la misma. El siguiente paso es poner el cestillo de la thermomix en el contenedor.

Ahora añade en este cestillo, la carne troceada, las patatas, el calabacín y la calabaza. Recuerda que igualmente todo tiene que estar bien lavado y pelado, además trocea las hortalizas para que quede más fino el puré. Después de esto, pon la tapa y programa la temperatura varoma, da un tiempo de 30 minutos, gira a la izquierda y pon velocidad cuchara.

Pasado el tiempo, saca la carne y el todo el resto del cestillo y reserva a un lado. Después pasa por un colador la mezcla del contenedor de la thermomix (solo el líquido, deja las verduras dentro) Después añade al contenedor la carne y la verdura reservada. Tritura a velocidad alta durante 30 segundos (si el puré necesita líquido, añade del que has colado que contiene mucho sabor)

Deja el puré muy fino, para que tu bebé no tenga problemas en comerlo. Por último añade el puré a un plato o cuenco y, después de haber enfriado, añade un chorrito de aceite de oliva. Remueve bien hasta ver una pasta homogénea. Puedes añadir un poco de sal y remover más… ¡ahora puedes servirlo!

foto: annabelkarmel

Dejar una respuesta