¿Os gusta la tarta? Hoy os dejo con una estupenda receta infantil que disfrutarán muchísimo. Puedes hacerla para ocasiones especiales como un cumpleaños, por ejemplo. La receta es fácil de realizar, no llevará mucho tiempo… eso sí ¡debe gustarles el chocolate! Esta tarta va cubierta, además, por una capa de lacasitos, también pueden ser otro tipo de dulces.

recetaINGREDIENTES

– 115 g de galletas (pueden ser las que quieras, pero preferiblemente las tipo María)

– 2 cucharadas grandes de azúcar moreno

– 50 g de mantequilla sin sal

– 500 g de queso (puede ser del que más le guste a tu hijo)

– 160 g de azúcar

– 2 cucharadas grandes de harina

– 4 huevos medianos

– 60 ml de nata para montar

– 400 g de chocolate fundido, puede ser tipo “Nocilla” o  “Nutella”

– Lacasitos

– vainilla

PREPARACIÓN

El primer paso es precalentar el horno a unos 180 grados. Después en un recipiente ve machacando las galletas para luego, mezclarlas con la mantequilla y el azúcar. Procura sacar la mantequilla antes de la nevera, así estará más blanda. Mezcla todo muy bien hasta conseguir que se integren bien todos los ingredientes.

Después coge un molde para tartas y engrasa con mantequilla. Luego añade la mezcla y ayúdate de algo para ir presionando la base de la tarta. Por último introduce el molde en la nevera. El siguiente paso es realizar el delicioso relleno.

Para ello bate bien el queso escogido con el chocolate fundido tipo “Nocilla” además añade el azúcar y la harina. Sigue removiendo bien hasta conseguir una pasta homogénea, luego añade los huevos. Ve batiendo uno por uno, todo debe quedar muy bien integrado. Por último añade la nata y la vainilla.

Para hacer el relleno, batimos el queso mascarpone con la Nutella, el azúcar y la harina hasta que quede todo bien integrado. Añadimos los huevos uno a uno. Agregamos la nata y la vainilla y mezclamos bien hasta que quede homogénea. Cuando esté lista, añade esta mezcla al molde que tenemos en la nevera. Para acabar introduce el molde en el horno a 180 grados durante 15 minutos. Después baja la temperatura un poco y deja hornear la tarta 60 minutos aproximadamente.

Comprueba que la tarta está bien hecha con un palito o un cuchillo. Después saca y deja enfriar sin meter en la nevera. Una vez lista, ya la puedes poner en frío unas cuantas horas, por lo menos 5 o 6 horas. Cuando vayas a servir, añade los lacasito por encima… seguro que a tus hijos les encanta.

Fuente: sophiescupcakesandcakes

Dejar una respuesta