Si buscas una receta para niños que sea rica y nutritiva, hoy dejo estos deliciosos crepes rellenos de pollo y jugosa verdura. Ya sabemos que a muchos de los niños no les hace especialmente gracia la verdura, pero realizando unos buenos platos seguramente se la comerán sin rechistar ¿A quién no le gustan los crepes?

receta infantil Esta receta para niños es fácil de hacer ya demás aportaremos parte de las vitaminas que necesitan en su crecimiento, con la ayuda de las verduras. Rica, jugosa y estupenda también para los más grandes de la casa. Para hacerla necesitas algunos ingredientes, los que hoy os propongo es para dos personas así que solo hemos de incrementar la cantidad de las cosas en función de cuántos niños  y adultos van a comer.

INGREDIENTES

– Trozos de pollo asado o hecho de la forma en que te guste (puedes aprovechar las sobras)

– 100 g de requesón (que puedes cambiar por queso)

– 1 calabacín

– un poco de col o brócoli

– champiñones

– 2 dientes de ajo

– aceite de oliva virgen extra (si puede ser)

– sal

– pimienta

– cebolla o cebolleta

PARA HACER LA MASA DE LOS CREPES NECESITARÁS:

– medio litro de leche

– 125 g de harina

– 70 g de mantequilla

– 1 huevo

– un poquito de sal

Primero haremos la masa de los crepes, para ello en una olla no muy grande echa la leche y un trozo de mantequilla a fundir. Mientras, en otro recipiente añade harina y un huevo. A esta última mezcla, añade la leche con la mantequilla fundida. Batimos muy bien y añade leche si lo crees conveniente. Sazona un poco y mezcla todo hasta que no queden grumos, debemos obtener una masa homogénea.

Una vez tengas la masa, coge una sartén, funde un poco de mantequilla y vierte parte de la mezcla. Deja que se extienda por todo el fondo y cuando veas que salen burbujas da la vuelta al crepe. De esta forma haz cuantos necesites (en este caso dos) y ahora vamos a por el delicioso relleno de pollo y verduras.

Para ello coge una olla y añade aceite de oliva, a todo esto agregamos el calabacín bien picado, los champiñones lavados y picados y un diente de ajo. Doramos todo en la olla o en la sartén, como quieras, y luego salpimentamos. Por último añadimos el pollo bien picado y sin huesos, las verduras y el requesón rallado. Rehogamos y deja que se funda éste último ingrediente.

Para acabar, extiende cada crepe y rellena cada uno. Luego dobla bien para que no se salga el relleno y lo servimos en un bonito plato. Estos pueden ir acompañados de arroz blanco o bien de alguna salsa que les guste a nuestros hijos y que no sea muy fuerte.

foto: wikitalks

Dejar una respuesta