Hoy comparto con vosotros esta receta para niños. Un pan delicioso hecho de queso ¿te animas? Estos penecillos, seguramente gustará tanto a grandes como a pequeños así que aquí os dejo la receta para que la apuntéis, os aseguro que gustará mucho.

Esta deliciosa receta para niños, proviene de la cocina brasileña. Si nunca has probado a hacer una receta de este tipo, ahora tienes la ocasión. Aquí os dejo los ingredientes a utilizar, luego podéis incrementar las cantidades para hacer más pan.

INGREDIENTES

pan de queso

– 500 gr. de almidón de yuca o mandioca
– 250 gr. de queso rallado (a tu gusto)
– 3 huevos
– 1 vaso de leche
– ½ vaso de aceite
– 1 cucharada de sal

Como pequeño apunte: podéis añadir alguna especie que os guste, por ejemplo el orégano le va muy bien ya que el pan lleva queso. El pan se hace usando una harina muy fina y blanca, conocida también como fécula o almidón de mandioca. Estos ingredientes son fáciles de encontrar en muchos lugares del mundo.

PREPARACIÓN

El primer paso es coger una cacerola y añadir la leche, el aceite y la sal. Ponlo todo a fuego fuerte y deja que hierva. Una vez que esto ocurra, vierte la mezcla sobre el almidón y remueve muy bien. Hemos de evitar que se formen grumos, así que a batir. Una vez consigas una mezcla homogénea, añade seguidamente el queso y los huevos.

Sigue mezclando todo muy bien, esto lo puedes hacer con las manos y/o ayudándote de algún instrumento de madera. Procura obtener una masa bien homogénea y suave. Una vez que tengas la masa, con las propias manos cogemos un pedazo y hacemos una bola. Puede tener el tamaño que quieras, si las haces más pequeñas se convierten en panecillos.

Realiza tantas bolas como puedas, hasta acabar la masa. Después toma una bandeja para horno, preparada. Dispón las bolas sobre la bandeja para horno, e introdúcela durante 20 minutos aproximadamente. El tiempo va a depender de lo grande que hayas hecho los panecillos.

Cuando estén listos, saca y ya puedes servir para comer. Ideal para tomar en el desayuno o en la merienda, también se convierte en un pan estupendo para acompañar en la comida. Es sabroso y blando, delicioso igualmente para bocadillos o para prepararlo como quieras ¿Rico verdad?

foto: kirbiecravings

Dejar una respuesta