Buenos días amigos! Tanto si tienes un evento infantil, como si le cuesta comer el arroz blanco a tu hijo, hoy les traemos una receta tan divertida que no podrán resistirse a probar un bocado.

Si conocéis y estáis familiarizados con uno de los juegos más divertidos de la actualidad, notaréis que este pequeño pollo, que aún no ha salido del cascarón, se parece enormemente a los pájaros de Angry Birds!

Es tan sencilla la receta, que impacta el resultado final! Si quieres aprender a realizarla solo tienes que seguir leyendo.

Para prepararla solo se necesita arroz blanco, en este caso se ha utilizado el mismo que para sushi. Haz tomate y cuece el arroz, cuando lo tengamos en su punto realiza una bolita con el mismo.

No hace falta que sea redonda, pues estos pájaros son más bien ovalados. Si no puedes hacerlo con las manos utiliza algún molde como vasos o similar. También puedes echar el arroz en un trozo de film, e ir agregando capa de arroz y de tomate.. dar la forma y listo.

Una vez dada la forma, basta con añadir una cucharada sopera de salsa de tomate por encima.. así cogerán ese color rojo que tienen.

Lo ideal es ponerlo sobre un trozo de alga nori, pero puedes ubicarlo en la base que mejor te venga. Si hace el arroz que se utiliza para sushi, puedes cocinar el arroz siguiendo las instrucciones del envase.

Si has utilizado el film, recuerda dejar reposar el arroz unos 20 minutos.. de esta manera se quedará con la forma que hemos hecho. Pasado el tiempo retira el film.

Para hacer el rostro de estos Angry Bird, basta con utilizar dos trozos de algas para las cejas o similar. Para los ojos dos circulos de clara de huevo cocida, para el pico vamos a necesitar un trozo de zanahoria y además un trocito de fresa en la cabeza. 

Foto: recetin

1 comentario

  1. muy lindas y practicas las recetas, como hago para que no se caigan los ojos o el pico

Dejar una respuesta