Buenos días amigos, hoy os dejo con esta receta tan simpática así nuestros niños no se aburrirán nunca a la hora de la comida.

Ya sabéis que me encanta compartir ideas con todos vosotros. Considero estas pequeñas recetas ideales para algunas fiestas infantiles o ciertos eventos.

También me parece una simpática solución culinaria si vienen amigos de tu hijo a merendar o a comer.. así se divertirán.

huevo

Por otro lado es una estupenda opción para que tu hijo coma huevo. Con lo que nos gustan de mayores, a veces de pequeños puede que este alimento no guste demasiado… sobre todo la clara.

Esta zona del huevo es una de las menos apreciadas cuando somos niños, pero ya se sabe que el huevo tiene muchas proteínas y es necesario incluirlo en la dieta de los pequeños.

Pero si tienes problemas para que tu hijo coma huevo, hoy te dejo con esta divertida receta que no podrá rechazar.

A veces los pequeños se guían mucho por la apariencia de la comida y no les gusta… pero si hacemos que esta estética sea divertida, seguro que les despertamos curiosidad.

En esta ocasión se trata de una simple rebanada de pan de molde, un huevo, un poco de queso para sandwich o cheedar y un poco de tomate.

Es facilísimo de hacer, primero fríe el huevo.. intenta que la yema quede para mojar! Luego solo tienes que tostar un poco el pan, al gusto.

Seguidamente añade, con el pan caliente, la loncha de queso.. así se derretirá un poco  y más con el huevo caliente sobre ésta.

Ahora, con un poco de arte, añade dos puntitos de tomate como si fueran los ojos de una pequeña criatura.

Para acabar, la sonrisa también la puedes hacer de tomate o bien, como en este caso.. un trozo de salchichón recortado.

Foto: babble

Dejar una respuesta