Buenos días amigos! Hoy hablaremos de una receta infantil de lo más divertida, así nuestros hijos crecerán sanos, fuertes y bien alimentados de una forma especial.

Este plato es perfecto para hacerlo para algún evento o para una noche que te apetezca entretenerte un poco más.

Es muy sencilla de preparar, así que de todas forma no te llevará mucho tiempo experimentar en la cocina. 

Si quieres que tu hijo coma patata cocida, hoy te ayudamos con esta fantástica receta. De lo más vistosa y práctica.

 Puedes servir esta receta como plato principal o bien como parte del menú. Incluso para estas Navidades puedes probar a realizarla.

El plato en cuestión, consiste en unas patatas rellenas.. pero en forma de graciosos ratoncitos. De lo más sencilla de hacer en el horno. 

Los ingredientes son unas patatas, bacon u otra cosa, queso, zanahorias, pimientos y guisantes.. como ves muy sencilla.

Primero pon a cocer las patatas en el horno o en el microondas. Hazlo con la piel, no se las quites. Una vez que estén listas, basta con pinchar un poco la patata a ver si esta blanda, las dejamos enfriar.

Quita la piel de la parte de arriba de la patata y vacíala. Ahora con la carne que hemos quitado hacemos puré, si quieres añade un poco de leche.. pero tiene que quedar espeso.

A esta pasta añadimos el bacon y queso.. mezcla y lo introducimos en la patata. Por último mételo otra vez en el horno y las gratinamos un poco más.

Luego tenemos que dar la apariencia de unos ratoncitos, para ello pon las patatas en una bandeja y decoradlos con ayuda de las zanahorias, los pimientos y demás ingredientes.

Corta medio rábano y utiliza este para la nariz y las orejas, unas pasas o aceitunas negras para los ojos. Por último utiliza los pimientos como bigotes y los guisantes para decorar.

Dejar una respuesta