Hoy os dejo con una, de las muchas recetas divertidas que puedes hacer para tus hijos. Si quieres hacer tortitas ¿por qué presentarlas de la forma clásica? Puedes combinar tus platos, con frutas u otros ingredientes, haciéndolos más divertidos.. Juega con las formas, juega con el cuchillo, un poco de chocolate, algo de plátano y obtendrás un divertido gato como este.

Prueba a poner de vez en cuando, un poco de creatividad a tus platos; tus hijos se divertirán mucho más, puedes hacerlo cuando haya un evento especial o un día importante. Si quieres saber cómo se hace, aquí te dejo la receta.

Las tortitas son muy fáciles de hacer, de hecho muchos de vosotros tendréis la receta. Los ingredientes para hacer la masa son huevos, leche, azúcar al gusto, una pizca de sal, harina y levadura. Mezcla un par de huevos, con el azúcar y la leche, luego, por otro lado mezcla la harina, con la sal y la levadura. Después vuelca todo en un recipiente y bate muy bien, intenta obtener una masa sin grumos.

tortita

Deja reposar y en una sartén vierte un poco de mantequilla, luego añade un poco de la masa que has hecho. Deja que actúe a fuego fuerte la sartén, cuando veas que salen burbujas, da la vuelta a la torta. Luego retira con una paleta, no la dobles deja que se quede redonda.

Pon la tortita en un plato bonito, luego haz otra más y corta con corta galletas o un vaso, para hacer las formas redondas de la nariz. Como ves el plato consiste en una tortita grande como cara, luego un par de círculos para la nariz donde puedes añadir una guinda o una mora roja.

Para las orejas, dos trozos de torta acabadas en punta. Los ojos se hacen con dos rodajas de plátano; los bigotes, cejas y pupilas se hacen con un poco de chocolate líquido, puede ser sirope. Por último, par la boca puedes utilizar una fresa partida por la mitad y listo ¡ya tienes tu pequeño mino!

foto: inspiration

Dejar una respuesta