Si buscas recetas infantiles, las natillas caseras son el postre perfecto para después de una cena o bien para merendar. Seguro que toda la familia disfrutará de este delicioso postre. Si te gustan las natillas y quieres hacerlas en de forma casera, aquí os dejo los ingredientes y todos los pasos a seguir ¿Te animas?

recetas infantiles

No hay nada mejor que un buen postre casero, para añadir un agradable punto en cualquier día que queramos o bien para hacerlas de cara a un cumpleaños o algún evento infantil. Las natillas no solo gustan a los más pequeños, hay muchos adultos a los que les encanta este delicioso postre de vainilla.

INGREDIENTES: Receta infantil para hacer natillas caseras

  • 1 vaina de vainilla
  • 4 yemas de huevos
  • 1/2 litro de leche entera fría
  • 1 cucharadita de postre de vainilla líquida
  • 100 g de azúcar
  • 15 g de maicena
  • Galletas

PREPARACIÓN

Esta receta infantil comienza cortando la vaina de vainilla, a lo largo. De esta forma podremos sacar las bolas negras que hay en su interior. También puedes utilizar otro tipo de vainilla que te guste más, que venga en polvo por ejemplo. Pero vamos a hacerlo de forma completamente casera.

El segundo paso es poner a calentar un vaso de leche, en un cazo; a esto, añade también la vainilla abierta, las bolitas negras, el azúcar y el extracto de vainilla. Toda esta mezcla de ingredientes la llevamos a ebullición.

Mientras tanto, añade la maicena en el resto de la leche que ha sobrado. Bate bien y echa en el cazo el contenido. Después añade también las yemas de huevo, al cazo, y lleva todo a ebullición. Remueve, con una cuchara de madera, todos los ingredientes; éstos deben quedar como una mezcla homogénea. No dejes de remover en ningún momento, debes esperar hasta que espese al gusto.

Una vez conseguida la consistencia que queremos, aparta del fuego el cazo. Ahora puedes servir las natillas en unos bonitos cuencos u otros recipientes. Para decorar y añadir un sabor mucho más rico, pon una galleta sobre cada cuenco con natillas. Seguidamente deja que se enfríen en la encimera y luego mete al frigorífico. Cuando vayas a comerlas, puedes añadir un poco de canela u otra cosa que guste a tu hijos ¿Qué os parece?

Fuente: bbc

Dejar una respuesta