Hoy os dejo un delicioso plato para incluirlo en la lista de recetas para niños. Esta receta es para cuatro personas, así que puedes reducir a la mitad las cantidades o bien comer también de lo que hagas. Otra idea es guardarlo para más tarde, así no tiras nada de comer.

Las recetas para niños deben ser nutritivas y contener todo lo que nuestro hijo necesita para desarrollarse correctamente. Una dieta balanceada, equilibrada y sana es perfecta; deben comer de todo pero evitando los excesos de grasas, fritos y otros. Este plato contiene patatas y jamón, además leche y otras cosas beneficiosas para tu hijo y… simplemente ¡está buenísimo! ¿Quieres probar?

INGREDIENTES (4 personas)

recetas para niños rollitos de jamon

– 1 paquete de jamón cocido para cortar en tacos
– 1 paquete de puré de patatas o patata natural
– 1/2 litro de leche
– 1 paquete de queso en láminas u otro queso que le guste más a tu hijo
– 100 gramos de queso para fundir
– 100 gramos de queso rallado
– 1 lata de tomate triturado
– orégano
– sal
– aceite de oliva virgen extra (si puede ser)

PREPARACIÓN

Primero preparamos el puré de patatas que puede ser natural o de sobre. Si es esto último sigue las instrucciones utilizando agua y leche para disolver. Deja que cuaje el puré y luego reserva a un lado. Coge el queso para fundir y añádelo al puré, has de remover muy bien para que se derrita con el calor que conserva.

Luego coge una sartén y añade con aceite el tomate triturado. Añade la lata y luego agrega orégano al gusto. A parte, prepara en una bandeja para horno, unas cuantas lonchas de jamón como base y después añade un piso de láminas del queso que hayas escogido. Luego ve añadiendo una capa de puré de patatas ya listo, en cada una de las lonchas de jamón. Por último ve enrollando cada una con su correspondiente relleno de puré y queso.

Una vez todos los rollos hechos, añade sobre éstos una capa de tomate y queso rallado junto con trozos de jamón en taco. Hornea hasta que el queso se derrita y si quieres gratina un poco para que coja color. Cuando veas que están listos, saca y sirve en un plato divertido o en una fuente bonita. ¿Qué te parece?

foto: julieseatsandtreats

Dejar una respuesta