Los bebés prematuros requieren una serie de cuidados especiales. Unos más que otros, dependiendo de las posibles patología que tengan, necesitan atención especial. Habitualmente el alta hospitalaria, suele producirse entre las semanas 37 y 40 de vida del pequeño. Antes debe estar en el médico, atendido por especialistas. 

Te recuerdo que un bebé prematuro puede tener las mismas expectativas de desarrollo, que un bebé nacido a su tiempo. Sobretodo si tu hijo ha pesado algo más de un kilo. De todas formas necesitará, aunque esté en casa, vigilancia médica hasta cumplir el año de edad. De todas formas también te dejo algunas recomendaciones estupendas, a seguir y tener en cuenta para niños prematuros ¿Quieres echar un vistazo?

bebes prematuros
Fuente: Joshua Smith

RECOMENDACIONES PARA BEBÉS PREMATUROS

La higiene es esencial. Siempre que vayas a tocar a tu bebé prematuro, procura lavarte las manos. Mantén limpio todo lo que le rodea, su habitación, su ropa, su cuna, sus sábanas. Procura cambiar el pañal cada tres o cuatro horas, incluso aunque no esté sucio. Así evitamos dañar su piel por la humedad y el calor que desprende la propia piel.

La ropa. Tu bebé es prematuro, por lo que no está completamente desarrollado. Es mucho más fácil que se pueda resfriar o coge alguna enfermedad. Es importante ayudarle a regular la temperatura de su cuerpo, pues tienen menos grasas que los bebés nacidos a su tiempo. Intenta regular la temperatura corporal con ayuda de la ropa y también del ambiente de su habitación. El bebé pude estar perfectamente a una temperatura de 21º a 24º

La lactancia materna. Lo más recomendable es dar el pecho al bebé. Es importante porque la leche materna es única y con ella le aportamos un desarrollo inmunológico y una defensa y fortaleza, única. No aportamos lo mismo con otro tipo de leche.

Vacunas. Es muy importante que los bebés prematuros tengan las vacunas puestas, a la edad gestacional correspondiente. Puedes ponerle la vacuna de la gripe a los prematuros de seis meses. Además también recomiendo que te pongas la vacuna de la gripe y todos aquellos que estén en contacto con el bebé prematuro.

El sueño. Los recién nacidos duermen muchísimo, por lo que no es de extrañar que los prematuros lo hagan aún más. Un bebé puede dormir de 16 a 18 horas. El prematuro dormirá más aún, ya que necesita reponer y desarrollar su cuerpo aún muy pequeño. No es conveniente meter ningún muñeco en la cuna, además coloca al bebé boca arriba (a no ser que el médico recomiende otra postura)

Paseos. Puedes pasear a tu bebé prematuro, pero evitando el exceso de sol, frío o viento. No lo lleves a lugares donde haya más niños o mucha gente, así prevenimos  contagios. Evita también demasiadas visitas en casa, sobretodo al principio. En cambio puedes motivar el sistema nervioso de tu bebé con ejercicios y tu contacto con su piel.

Consultar al médico. Por último hay que consultar al médico si ves algunos síntomas extraños en tu bebé prematuro. Algunos síntomas pueden ser dificultad al respirar o al despertarse. Puede tener fiebre o ver su piel de color amarilla o azulada. Puede que tu hijo no quiera comer o llore sin motivo. Ante estos síntomas, consulta con el médico.

Dejar una respuesta