7 recomendaciones para disfrutar a pleno tu embarazo en Navidad

Seguir las recomendaciones para las fiestas durante tu embarazo lo hará más fácil, llevadero y disfrutable. Es importante que te cuides mucho y descanses,

Si estás embarazada en esta época del año es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones para disfrutar a pleno y no privarte de casi nada.  Tengamos en cuenta que la Navidad se acerca a pasos agigantados y es tiempo de disfrutar al máximo de las vacaciones y compartir con nuestra familia y amigos los mejores momentos del año.

Pero es cierto que las fiestas de fin de año pueden alterar un poco tu vida cotidiana si estás embarazada, si tienes que comprar regalos y hacer largas colas y esperas en las grandes tiendas, las comidas copiosas, las cenas y las fiestas nocturnas, los desplazamientos para ver a la familia todo eso puede afectar tu salud.

Pero, igualmente puedes disfrutar al máximo teniendo en cuenta algunas recomendaciones como tratar de mantener un equilibrio en las actividades, las comidas y las horas de descanso. Si lo haces de esa manera te sentirás muy feliz y disfrutarás a pleno tu embarazo.

Recomendaciones para disfrutar las fiestas durante tu embarazo

Organiza las salidas y eventos

La Navidad es una época del año muy movida, tu agenda se llena rápidamente de cenas y salidas nocturnas con varios amigos que no has visto en meses.

Surgen muchas fiestas familiares y reuniones de celebración con compañeros de trabajo. Y, antes de que te des cuenta, estás completamente ocupada todos los días de la semana.

Una de las recomendaciones fundamentales es que no tienes que decir que sí a todos los eventos, solo elige aquellos a los que realmente quieras ir. Trata de tener una noche tranquila cada fin de semana de diciembre para que puedas descansar si lo necesitas.

Menú navideño

alimentos evitar navidad embarazo

En cuanto a recomendaciones en la dieta hay algunos alimentos que deberías evitar como los quesos sin pasteurizar, demasiados dulces, bebidas alcohólicas, pescados crudos, embutidos. Para no tener una digestión muy pesada, aumentar de peso y obtener el riesgo de padecer diabetes gestacional.

Pero puedes a ceder un poco a tus antojos navideños, disfrutar un turrón y mazapán, darte un capricho como tomar un cóctel sin alcohol y si comes carne asegúrate de que esté bien cocida.

Puedes comer lo que te apetezca de forma equilibrada y con moderación, para que la digestión sea ligera y liviana.

Acepta todas las ofertas de ayuda en las tareas del hogar

Puedes conseguir que alguien más prepare la cena de Navidad o que te ayuden ya que es la comida más importante del año y puede ser estresante. Si estás considerando organizar una cena en tu casa necesitarás ayuda.

Podría ser el momento de cambiar de opinión ya que el dolor de espalda y los pies cansados ​​no tienen cabida en la cocina durante horas y horas.

Practica un poco de ejercicio

Es una de las mejores recomendaciones para liberarte un poco del estrés. Si estás tensa toma un tiempo libre para ti y sal a caminar, práctica yoga o meditación.

Ponerte al día con las horas de sueño

Es posible que descubras que tomar una siesta rápida durante el día ayuda, siempre que no sea más de una hora. Sin embargo, programa las siestas con cuidado. Si tomas la siesta demasiado tarde en el día, puede afectar tu sueño por la noche.

Una de las recomendaciones más importantes en estos días es que te permitas el lujo de descansar durante mucho tiempo. El año que viene, cuando tu bebé esté aquí, ¡las siestas no serán tan fáciles de conseguir!

Realiza una actividad especial con tu pareja

Una de las recomendaciones es que disfrutes de algo especial con tu pareja, ya sea una salida, ver una película, que sea especial para los dos, ya que luego viene el bebé.

Si es tu primer bebé, será tu última Navidad en pareja. Sólo ustedes dos. Por supuesto que estarán muy felices de convertirse en una familia, pero llevará un tiempo de adaptación.

Así que haz que esta Navidad cuente. Organiza algunas actividades especiales en pareja, como cenas, caminatas y salidas al cine para compartir esta última ‘Navidad solamente para los dos’.

Si este no es tu primer bebé, vas a experimentar un cambio en la dinámica familiar. Una de las recomendaciones es concentrarse en crear recuerdos especiales y compartir experiencias en familia. Mima a tus hijos con las cosas que realmente importan: amor, tiempo y afecto.

Vístete cómodamente y disfruta

335099a08b949eb4a827e88a4623034e

El estilo de maternidad en la vestimenta es difícil pero tampoco tienes que usar algo desalineado. Busca un vestido que lo sientas cómodo y usa accesorios para agregar el brillo navideño.

Usa calzado de apoyo, es posible que dejes de lado los tacones si estás en tu segundo o tercer trimestre.

Procura utilizar fibras naturales, y no te abrigues en exceso si vas a estar en un ambiente cálido. Las recomendaciones con respecto a la vestimenta son más que nada para que te sientas cómoda, ya que la ropa muy ajustada puede resultarte molesta.

Recuerda que estarás sentada mucho rato, y muchas veces las celebraciones se alargan más de lo recomendable en tu estado. El año que viene tu bebé va a ser el centro de atención y este es: “tu año”, disfrútalo mientras puedas.

¡¡Feliz Navidad!!

Fotos: Freepik.

Ir arriba