¿Sabes cómo qué es y cómo funciona una unidad neonatal? Probablemente durante el embarazo, no pienses en ello cuando intentes imaginar cómo será el momento del nacimiento de tu hijo. Y haces bien, lo normal es que todo vaya bien. Sin embargo, en ocasiones, y no siempre porque haya algún problema grave, el parto se adelanta. En estos casos los recién nacidos prematuros y también aquellos con algún problema quedan ingresados en las unidades neonatales.

Te explicamos cómo son estas secciones especializadas de los hospitales.

incubadora
Pixabay

Es la sección del hospital que se encarga de la asistencia y cuidado del neonato o recién nacido. Incluye la asistencia en el momento del parto, la atención de los recién nacidos que están con sus madres en la maternidad y la de aquellos neonatos enfermos que necesitan cuidados médicos.

Las unidades neonatales pueden ser más o menos complejas. Todas comparten la asistencia en la sala de partos y la presencia de áreas de cuidados básicos e intermedios para aquellos neonatos que requieren vigilancia y atención médica, pero no en todos los hospitales existen unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

Las unidades que no tienen cuidados médicos intensivos están preparadas para la atención inicial de pacientes graves y para trasladarlos a otros centros.

Los pediatras especializados en los neonatos se llaman neonatólogos. En el cuidado de los recién nacidos intervienen además otros médicos especialistas, así como enfermeras y auxiliares de enfermería. En ocasiones es necesaria la ayuda de varios especialistas médicos para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades complicadas o que necesitan cirugía. Todos ellos trabajan en conjunto para cuidar de la mejor forma posible a los recién nacidos ingresados en las unidades neonatales.

La Asociación Española de Pediatría insiste en la importancia del papel de los padres en la evolución de los recién nacidos que pasan una temporada en la incubadora. Hoy en día, se intenta minimizar en lo posible la separación padres-hijos que se produce con el ingreso hospitalario del recién nacido y así implicar al máximo a la familia en su cuidado. Las unidades neonatales “de puertas abiertas” permiten la entrada de los papás a la unidad las 24 horas del día, sin restricciones. Intentar que la familia permanezca el mayor tiempo posible con el niño hospitalizado y que los padres se conviertan en miembros del equipo que cuida a su hijo, forma parte de lo que se denomina “cuidados centrados en el desarrollo y en la familia”.

Los padres son las personas más importantes para cualquier hijo y todavía más cuando éste necesita estar ingresado en una unidad neonatal. Por ello es fundamental su presencia, junto a él, entregándole su cariño y colaborando y participando en sus cuidados.

El primer contacto de los padres con su hijo enfermo o prematuro suele ser a través de las caricias. Tocarlo suavemente le proporciona tranquilidad y le hace dormir mejor. Siempre que sea posible, los papás han de coger a su hijo y acunarlo o ponerlo en posición canguro sobre su pecho, estableciendo contacto piel con piel. El método canguro es especialmente beneficioso para los niños prematuros. El contacto físico con su bebé favorece el vínculo, es decir, el establecimiento de los lazos afectivos y facilita la lactancia materna.

¿Has pasado por esta experiencia? ¿Cómo la viviste? Compartirla puede ayudarte a ti y a otros padres que estén pasando ahora mismo por esta situación.

Cuando los padres participan de los cuidados de su hijo aprenden a conocerlo mejor, algo fundamental para tener seguridad y que todo sea más fácil cuando se vayan con él a casa.

Si tu bebé ha nacido prematuro, hay muchas rutinas diarias que podéis hacer los padres como asearlo, alimentarlo, acunarlo y llevarle objetos personales para hacer más acogedor su espacio; pero sobre todo, darle el cariño y el calor que un recién nacido necesita. El personal de enfermería os guiará y orientará.

Cuanto más tiempo paséis con vuestro bebé, más familiarizados estaréis con el proceso que motivó el ingreso. También os ayudará a comprender mejor todo aquello que rodea a vuestro hijo durante su ingreso y a establecer, a pesar de estas inesperadas dificultades, el vínculo padres-hijo.

banner letsfamily

Dejar una respuesta