En dos años y medio, tu bebé puede llegar a utilizar 4.500 pañales que tardarán 500 años en descomponerse. Este es un buen motivo para plantearse el uso de pañales de tela reutilizables. Además suponen un ahorro importante. Sin embargo, también hay algunos factores en contra. Examinemos cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

VENTAJAS:

• Puedes reutilizarlos en numerosas ocasiones.
• La transición al uso del orinal es más rápida, ya que el niño es más consciente de cuando ha mojado el pañal.
• La mayoría de los pañales de tela están hechos de fibras naturales.
• Muchas disponen de velero o corchetes, así que ya no hay que recurrir a los incómodos imperdibles.
• El gasto se reduce considerablemente.

INCONVENIENTES:

El desembolso inicial es más elevado.
• Lavarlos no es un trabajo agradable.
• Tu hijo se sentirá mojado por lo que tiene que cambiarlo con más frecuencias.
• Son más voluminosos y restringen los movimientos del niño.
• El agua y la energía empleada en el lavado también tienen impacto sobre el medio ambiente, caries y la adquisición de hábitos alimentarios poco recomendables en la edad adulta.

Dejar una respuesta