saco dormir

Una gran idea es el invento del saco de dormir para bebés. Un saco de dormir es una bolsa protectora diseñada para que una persona duerma adentro. Esencialmente, se trata de una manta que se pueda cerrar con una cremallera o medios similares. Aunque la función principal de un saco es abrigarte bien en un lugar donde estás durmiendo y no tienes cama, también se puede utilizar para más cosas. Para los bebés que son inquietos, para los más frioleros, para los que quieren tener dulces sueños, este invierno, apuesta por un saquito de dormir.

Las mamás se preocupan mucho por el frío ya que aunque lo dejes bien arropadito siempre acaba destapado y eso no gusta a nadie ya que puede coger frío y costiparse. Por ello, un saco de dormir que poder cerrar con cremallera y que es imposible que lo abran, sería perfecto. Existen unos saquitos de dormir que ha creado Suavinex, que además de prácticos y cómodos son una monada. Fuera sábanas, mantas y nórdicos, el saco se convierte en una excelente opción, que además podemos utilizar también cuando le llevamos el niño a los abuelos para que pase un día, o nos vamos de viaje. En cualquier lugar, el niño podrá ir metido en su saquito con todo el calor.

Suavinex,ha creado un modelo bebés de 0 a 6 años, fabricado 100% en algodón y diseñado para facilitar el movimiento del bebé en su interior. Gracias a la cremallera lateral, podrás cambiar el pañal a tu niño sin ningún problema. Sin duda, no hay mejor invento.

Dejar una respuesta