bebes

Elegir una niñera para el bebé, cuando tienes que trabajar y debes dejarlo durante el día, o cuando vas a salir alguna vez y debes buscar quién lo cuide por unas horas, es algo muy común hoy en día. Pero en casos en que debes dejar al bebé más pequeño, a menos que sea totalmente imposible, lo mejor es confiar en alguien de la familia que pueda y esté dispuesto a hacerlo, la abuela, la hermana.

Los expertos recomiendan que los bebés se queden con los abuelos, solamente cuando estos son aún jóvenes y están saludables. Esto es abuelos que tienen entre 40 a 60 años, y que no presentan enfermedad alguna que impida que alguna vez puedan cuidar bien al bebé. Por lo demás, la familia siempre será la mejor alternativa para dejar a nuestro pequeño, sobretodo cuando tiene apenas unos meses.Pero cuando debes dejarlos con una niñera para bebés debes extremar tus precauciones.

Siempre debes investigar las referencias, credenciales y demás de una niñera. Informarte sobre dónde vive y su entorno, no está en nada excesivo este proceder porque estás cuidando de tu preciado tesoro. Y aún cuando has encontrado la niñera para el bebé que parece perfecta, no debes abandonarte a la confianza, siempre hay que estar atenta para asegurar que tu bebé es cuidado con cariño y con respeto.

Qué señales debes tener en cuenta para detectar una niñera despreocupada o negligente. El bebé no conecta con ella y no se siente seguro en su presencia, esto es fácil de observar si se torna ansioso o llora al verla. A veces quizá no llore pero no muestra simpatía por ella, esos pequeños gestos como tenderle los brazos indican que está a gusto con ella, lo contrario debería de llamar tu atención.

Cuando el bebé suele caerse o presentar evidencia de que se accidenta en casa, estamos ante una niñera que no cuida de él, esto debe ser una forma de aviso, cuando sucede a menudo. Los accidentes comunes y sin importancia, aislados, no son suficiente para culpar a una niñera. Pero cuando el bebé evidencia que no está siendo vigilado es que debemos pensar en cambiar de niñera.

Una niñera que no toma en cuenta las instrucciones o no presta atención al bebé, no es una niñera que deberías confiar a tu hijo. Si incumple el horario se marcha antes o llega tarde, el teléfono cuando la llamas suele estar ocupado, o la casa siempre luce muy ordenada o totalmente descuidada, atenta que tu hijo puede no estar siendo atendido como debiera.

Imagen: Pinterest

Dejar una respuesta