-

Si me dan un susto, ¿se me puede cortar la leche?

Es muy importante tener en cuenta que los disgustos no cortan la producción de la leche, pero sí la reducen.

Cuando la mujer amamanta, su organismo produce una hormona, la oxitocina, que favorece la contracción de las fibras musculares del pecho para que salga la leche. Esta hormona disminuye cuando la madre está preocupada, la consecuencia es que la leche sale más despacio y al bebé le cuesta más trabajo succionar.

Además, el propio temor a no tener leche inhibe la producción de oxitocina. La leche está ahí, pero no sale.

Glándulas mamarias

No obstante, estos impedimentos no tienen porque ser condicionantes a la hora de optar por el amamantamiento.

Hay que tener un poco de paciencia y seguir ofreciendo el pecho a demanda. Más pronto o más tarde, el pequeño volverá a mamar con la regularidad habitual.

Nota: es recomendable tomar de levadura de cerveza para asegurar la producción de leche. Si se opta por comprar cápsulas, se pueden ingerir dos después de las principales comidas. Los puntos de venta serán la farmacia o los herbolarios.

También te puede interesar:
Noticias breves: salud

Lo último...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...

¿Cómo elegir la talla adecuada para la ropa de bebé?

La llegada del nuevo bebé es un momento mágico y esperado, no solo por los padres, sino por todos los seres cercanos al pequeño....

Joolz HUB+, un cochecito de paseo compacto y ligero para conquistar la ciudad

Cuando una familia busca un cochecito de paseo para su bebé, lo que busca es comodidad y que sea ligero a la hora de...

Bicicletas sin pedales: ¿qué beneficios que tiene para los niños?

Las bicicletas sin pedales están pensadas para niños a partir de 2 años. Sabemos que no es una tarea fácil aprender andar en bicicleta...