Se denominan probióticos a aquellos microorganismos vivos (bacterias, hongos etc.) que administrados en una cantidad y forma adecuadas confieren un beneficio a la salud del individuo, en este caso a la mujer embarazada. Un grupo de científicos de Finlandia del Turku University Central Hospital en Finlandia, han descubierto que los bebés cuyas madres tomaron probióticos durante el embarazo y la lactancia tienen menos probabilidades de padecer un eccema o erupción cutánea.

Este hecho es debido a que los probióticos al ayudar a equilibrar las poblaciones de bacterias en el intestino pueden influir en los bebés a través de las células inmunes que atraviesan la placenta y después se pasan a la leche materna. Las mujeres de dicho estudio tomaron su probiótico asignado durante los dos últimos meses del embarazo y los dos primeros meses de la lactancia materna. El 70% de estos niños no tuvieron eccemas, sin embargo, está comprobado que la tasa es menor si la madre no ha tomado probióticos.

Los probióticos pueden incorporarse a un amplio abanico de productos, tanto en alimentos como en medicamentos y suplementos dietéticos. Las formas más comunes para la administración de probióticos son los productos lácteos. Además de esto, las mujeres embarazadas son menos propensas a desarrollar obesidad después de dar a luz si durante el embarazo toman probióticos. El consumo de probióticos junto con una dieta equilibrada ofrecería un método razonablemente económico, práctico, seguro y potencialmente exitoso para ser usado con otros factores de estilo de vida en el control de la obesidad.

Respecto a los niños, los probióticos han demostrado ser útiles y beneficiosos en el tratamiento de la diarrea aguda infecciosa en niños. Además de los siguientes beneficios: disminución de los síntomas de asma y otras enfermedades de base alérgica, la prevención de infecciones urinarias y del tracto genital, sobre todo en mujeres, la prevención y disminución de la gravedad de las infecciones en recién nacidos prematuros, la prevención de la aparición de tumores.

 

 

 

Dejar una respuesta