A continuación describiremos alguna de las técnicas no médicas que existen para aliviar un poco los dolores del parto.

1.-Técnicas de relajación. Las embarazadas que han optado por esta vía la recomiendan más que ninguna otra, ya que se trata de una técnica no agresiva que reduce la tensión muscular y el dolor durante el alumbramiento.

2.-Masajes. Haz que tu pareja te masajee los brazos, las piernas o la espalda durante el parto, para que te ayude a relajarte y reducir la tensión y el dolor.

3.-La mecedora. Pasa todo el tiempo que puedas en una mecedora, meciéndote suavemente adelante y atrás mientras respiras y te relajas.

4.-Caminar o bailar lentamente. Caminar o incluso dar unos pasos alrededor de la cama reduce las molestias y ayuda a que las contracciones sean más fuertes y regulares. Prueba a bailar con tu pareja, apoyándote sobre él y meciéndote rítmicamente.

5.-Cambios de posición. No permanezcas en la misma posición más de una hora y no te tumbes boca arriba. Prueba a sentarte en la cama o en una silla, tumbarte de costado, ponerte en cuclillas y mecerte sobre un balón de gimnasia de parto, o apoyarte en el respaldo de una silla o en la cama.

6.-Hidroterapia. Siéntate en una ducha aplicándote el chorro de agua sobre la espalda. No todos los hospitales cuentan con una bañera o ducha en la habitación, por lo que si deseas utilizar este método de relajación durante el parto, organiza de antemano tu ingreso en una instalación que disponga de ello.

7.-Aplicación de frío o calor. Aplicar una compresa caliente o una bolsa de hielo en la espalda puede reducir la tensión muscular, mejorar la circulación y mitigar el dolor.

8.- Respiración rítmica. Seguir unas pautas de respiración específicas te ayudará a relajarte y a concentrar tu atención en algo distinto del dolor durante las contracciones. Durante el parto se utilizan tres técnicas: lenta, modificada y pautada.

9.-Música. Lleva contigo algunas de tus cintas o CD favoritos de relajación y un reproductor.

10.-Aromaterapia. Los olores agradables te ayudarán a relajarte y a sentirte mejor, así que lleva a tu habitación una loción fragante o un ambientador floral para que te reconforte

Dejar una respuesta