muxibustion.jpg

Si tu bebé se hace el remolón y no está por la labor de hacer el pino y colocarse para nacer, descubre cómo puedes animarle a que se gire y favorecer un parto vaginal sin complicaciones.
Te ofrecemos diferentes formas de ayudarle a colocarse

MUXIBUSTIÓN, TERAPIA CHINA:

Es una técnica de la medicina tradicional china que consiste en aplicar una especie de puros de artemisa con la punta caliente en un punto determinado. Para que el bebé se de la vuelta se aplica “en el punto 67 del meridiano de Vejiga”, comenta Arturo López Sans, acupuntor. Ese punto se corresponde con el dedo menique del pie. “Se hace entre las semanas 33a y 35a de embarazo, durante una semana, 15-20 minutos al día.
 
Es importante aguantar al máximo el calor, pero sin llegara producir quemaduras“, añade. Su tasa de éxito es tan alta que se trata de uno de los pocos métodos de la medicina oriental que han tenido el reconocimiento de publicaciones médicas occidentales. La revista Jama publico una investigación realizada por Francesco Cardini, físico de Verona (Italia), y el doctor Juang Weinx, del Hospital de Mujeres de Jiangxi, en Nanchang (China), para evaluar la eficacia de la combustión.

Para ello se formaron grupos con 260 mujeres primerizas que estaban en la 33a semana y con el feto de nalgas. A cada una se le asigno un tratamiento para que el feto variase de posición. La mitad recibió el tratamiento tradicional chino, y las restantes, otras terapias.
 La muxibustion se aplico durante una semana, con sesiones de 15 minutos diarios. El resultado demostró que un 74 por ciento de los fetos del grupo tratado con esta terapia cambio su posición a la de cabeza, frente al 48 por ciento de las madres que recibieron otros tratamientos.

1 comentario

Dejar una respuesta