-

Tener un hijo con discapacidad

bebe

Cuando una pareja de padres tiene un niño con alguna discapacidad se te cae el mundo encima. Cuando una mujer se queda embarazada quiere que todo salga bien y quiere tener un niño sano. Si, por el contrario, tienes un hijo con discapacidad no hay palabras de consuelo para afrontar dicha situación. Podemos compararlo con un viaje. Cuando vas a tener un bebé, es como planear un fabuloso viaje de vacaciones a Italia. Compramos algunas guías de turismo y hacemos unos planes maravillosos: el Coliseo, el David de Miguel Ángel, las góndolas de Venecia… Incluso llegamos a aprender frases en italiano. Todo es muy excitante.

 Historia de la belleza de Holanda

Los padres tienen muchas ganas de viajar y después de un tiempo preparan las maletas y con alegría emprenden el viaje en avión. Tras varias horas,  la azafata dice: Bienvenidos a Holanda.

  • -¿Holanda?- exclaman los padres -¿Qué quiere usted decir con Holanda azafata?. ¡Nosotros queríamos ir a Italia¡ ¡Toda mi vida he soñado con ir a Italia dice la mamá. Pero ha habido un cambio en el plan de vuelo. El avión ha aterrizado en Holanda y allí debemos quedarnos. Lo importante es que no nos han llevado a un lugar horrible, repugnante, sucio, lleno de pestilencia, hambre y enfermedad. Es simplemente un lugar diferente. Debes aprender el idioma y todo irá bien.
  • Holanda es menos deslumbrante. Pero después de pasar algún tiempo allí, comenzamos a notar que Holanda tiene molinos de viento, tulipanes, incluso Rembrandts.
  • Ese dolor nunca desaparecerá, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy significativa. Pero si gastamos la vida lamentándonos del hecho de no haber llegado a Italia, nunca podremos ser libres y disfrutar de Holanda.
También te puede interesar:
Bebés con alergia a las mascotas: ¿cómo detectarla?
También te puede interesar:
Las alergias en los niños

Lo último...