Terminología durante el embarazo: P

Parto inducido o provocado: es el parto que se inicia de forma artificial. Para ello, se utilizan medios técnicos y farmacológicos.

Periné: es el conjunto de músculos y ligamentos ubicados entre la vagina y el recto. Mantiene la vejiga y el útero en su sitio a la vez que sostiene el contenido abdominal. Forma parte del canal blando del parto.

Período de dilatación: es el tiempo que transcurre desde que comienzan las contracciones uterinas de forma rítmica y regular, hasta el período expulsivo.

Placenta: es el órgano fetomaternal situado en el interior del útero. Su forma es parecida a la de una torta. Y, es a través de ésta, donde el feto satisface sus necesidades nutritivas, respiratorias y de eliminación de desechos. Es primordial para el correcto desarrollo y mantenimiento del feto.

La placenta, ubicación y función

Placenta previa: recibe este nombre la inserción de la placenta en la parte inferior del útero. Protegiendo el orificio cervical, total o parcialmente.

Preeclampsia: es una patología del embarazo. Suele reflejar cifras elevadas de tensión arterial, albuminuria, edemas y aumento excesivo de peso. El empeoramiento de esta patología, da orígen a un cuadro convulsivo llamado Eclampsia.

Preparto o prodromos del parto: se denomina así al período de tiempo variable que precede al inicio del parto. Se caracteriza por contracciones irregulares en frecuencia, intensidad y duración. En ocasiones, se suele acompañar del tapón mucoso. En primigestas, este período es bastante largo.

Polaquiuria: supone el incremento de número de micciones. Es frecuente en el embarazo; en un principio debido a la acción hormonal a nivel de la mucosa vesical y, posteriormente, por la disminución de la capacidad de la vejiga por la ocupación de espacio por parte del útero.

Primípara: es la mujer, cuyo primer parto ya se ha consumado o se está consumando.

Primigesta: es la mujer, en su primer embarazo.

Prolactina: es la hormona que tiene la capacidad de desencadenar la secreción láctea, en la glándula mamaria.

Prolapso de cordón: supone la salida del cordón umbilical por delante de la presentación fetal. Con frecuencia, se produce por la rotura violenta de la bolsa de las aguas y pérdida de líquido.

Puerperio: es el período cuya duración comprende desde el fin del parto hasta la completa normalización del organismo femenino. Su duración estimada es de seis u ocho semanas. El retorno a la normalidad se denomina involución puerperal y consiste en evolucionar, en sentido contrario, el camino recorrido durante toda la gestación.

Ir arriba