-

Tipos de reacciones que pueden producir las vacunas

Vacunas

La eficacia, efectividad, seguridad y beneficios de las vacunas no impiden que, como cualquier medicamento, puedan provocar ciertas reacciones adversas en los niños. Lo importante es asesorarse sobre las contraindicaciones y precauciones antes de administrarlas.

Dentro de las reacciones tenemos:

Reacciones adversas locales: son las más comunes y menos graves. Aparecen, en general, durante las 48 horas posteriores a la inyección y ceden espontáneamente en uno o dos días. Las más frecuentes son: dolor, enrojecimiento, induración y edema, nódulo cutáneo (del 5-10% de los vacunados y que persiste semanas sin dejar secuelas), pápulas y vesículas (vacuna de la varicela).

Reacciones adversas generales o sistémicas: la más importante es la fiebre, seguida de las erupciones cutáneas (sobre todo en las vacunaciones por virus), dolores articulares que aparecen entre los siete y 21 días de la vacunación y que se resuelven espontáneamente en dos o tres semanas, adenopatías generalizadas (vacuna de la rubeola), alteración del estado general con una clínica inespecífica (somnolencia, anorexia, intranquilidad) frecuente tras las vacunas DT (Difteria y Tétanos), antitífica y antigripal y, por último, las lipotimias secundarias a una reacción vagal producida por la inyección.

Via: Pediatría

También te puede interesar:
¿Cuándo puedo dejar de esterilizar los utensilios de mi bebé?
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...