Saber los tipos de vigilabebés que hay en el mercado es interesante para poder elegir el más adecuado. ¡Descubre todos los detalles!

Los vigilabebés son un invento fantástico para poder estar pendientes de nuestro bebé si no estamos en la misma habitación, así nos enteraremos si se despierta mientras cocinamos o vemos la tele, sin preocuparnos de que no vayamos a oírlo. Actualmente hay diversos tipos de vigilabebés, una variedad muy interesante para que podamos elegir el que mejor encaja con nuestras necesidades.

Tipos de vigilabebés
Fuente: El Nuevo Día

No cabe duda de que las mamás y los papás estamos mucho más tranquilos con uno de estos aparatos, al menos en mi caso así era cuando nació mi niña. Lo encendía y me lo llevaba a la cocina, por ejemplo, y cerraba la puerta para que a mi peque no le molestaran los ruidos. Gracias al vigilabebés yo sí me enteraba si ella se despertaba o lloraba… ¡una maravilla!

¿Qué tipos de vigilabebés hay?

Intercomunicadores

Son los más básicos, los más conocidos y que llevan décadas entre nosotros. Su característica principal es que emiten audio, una especie de walkie-talkies con los que únicamente puedes escuchar a tu bebé desde cualquier parte de la casa. Pones uno en su cuna y el otro te lo llevas, ya que son inalámbricos.

Estos intercomunicadores pueden ser unidireccionales, es decir, que solo te permiten escuchar al bebé, o bidireccionales, con los que podrás hablarle para que se tranquilice escuchando tu voz y así no tendrás que ir allí si no es realmente necesario. Estos vigilabebés han evolucionado mucho aunque parezcan que es siempre lo mismo, especialmente a la hora de eliminar las tan molestas interferencias. Además, algunos también se activan con un simple ruido, lo que viene genial si, por ejemplo, se le cae el chupete o al girarse se choca contra la barrera.

Vigilabebés con vídeo

Son los más modernos… ¡y mis favoritos! Yo tengo uno y aunque ahora apenas lo utilizo porque Emma tiene ya dos años, me fue realmente útil. Además de poder escuchar si se despierta, su gran característica, y ventaja, es que incorporan una pantalla en la que se ve la imagen. Así pues, mientras tú estás haciendo la comida, recogiendo la casa o simplemente en el sofá viendo la tele, lo tienes a mano y si se activa puedes ver inmediatamente lo que pasa, si está en la postura correcta, si se le cayó el chupete, etc.

Tipos de vigilabebés
Fuente: Mega Electrónicos

También es muy útil para madres neuróticas como yo que queremos ver a nuestros hijos incluso cuando duermen, aunque solo sea para comprobar que están bien. Con pulsar un botón se activa la pantalla sin necesidad de que el bebé haga ruido, y así podrás verlo. Están muy de moda, tanto que sus diseños avanzan rápidamente y ya los puedes encontrar con zoom, imagen en HD o visión nocturna, entre otras modernas prestaciones.

Lógicamente, son más caros que los intercomunicadores que tienen solo audio, pero yo he tenido los dos y tengo clarísimo que la inversión merece la pena. Además, en el último año han bajado de precio ya que hay muchos modelos, y por 50€ puedes encontrar uno muy básico. Si quieres uno completo con ciertas garantías, por 120€ ya los encuentras, y los más modernos y espectaculares llegan casi a 300€.

¿Cómo elegir un vigilabebés?

Vistos y analizados los tipos de vigilabebés, es importante saber qué tener en cuenta a la hora de elegir uno, tanto si es para ti como si vas a regalárselo a alguien. Hay tanta variedad actualmente que es muy importante saber optar por el más adecuado, ya que cada madre/padre tiene sus necesidades y preferencias.

Tipos de vigilabebés
Fuente: MediaMarkt

Una de las claves que debes tener en cuenta, tanto como para comprar un vigilabebés como cualquier otra cosa, es que lo más caro no siempre es lo mejor. Tampoco lo más barato suele ser lo peor. Hay que encontrar el equilibrio y fijarse más en las prestaciones para después decantarse por el definitivo en función de su precio. Estos son algunos factores muy importantes para elegir correctamente los tipos de vigilabebés que mejor encajan contigo:

  • Tecnología: puedes encontrar vigilabebés analógicos o digitales. En el primer caso, suelen tener más interferencias, mientras que en el segundo las evitas gracias a conexiones más seguras.
  • Encendido automático: algunos modelos están siempre encendidos, mientras que otros se activan únicamente cuando hay sonido o movimiento. Lo mejor es que incluya esos sensores, ya que así el consumo es menor y se evitan radiaciones constantes.
  • Alcance: para su elección es también importante saber qué distancia necesitamos recorrer, ya que los hay con un alcance básico de 100 metros o bien otros que llegan a 400. En un piso normal te sirve el básico, pero si la casa es muy grande o tiene varias plantas, lo mejor es optar por mayor alcance para no perder cobertura.
  • Alimentación: hay modelos que tienen que estar siempre enchufados a la corriente, mientras que otros tienen batería o puedes ponerle pilas. En estos dos últimos casos, es importante saber qué autonomía ofrecen y que tengan un indicador para saber cuándo se va a terminar.
  • Cámaras y pantallas: en el caso de los vigilabebés con vídeo, puedes encontrar diversas opciones. Hay cámaras que giran hasta 360º y tienen zoom para que no pierdas detalle, especialmente si tu bebé es como la mía, que la colocaba bien y en media hora estaba en los pies de la cuna de todo lo que se mueve. Las pantallas las hay de diversos tamaños, y tanto en color como en blanco y negro. Una prestación muy interesante es la visión nocturna gracias a infrarrojos.
  • Extras: además de lo anterior, que es lo básico, puedes encontrar modelos con extras que resultan muy interesantes. Entre ellos se destacan luces de compañía, melodías para tranquilizar al bebé mientras duerme o si se despierta, alarmas para recordar las tomas o sensores de temperatura/humedad, entre otros.

Como recomendación final para cuando utilices un vigilabebés, es importante que lo mantengas alejado de zonas en las que suele haber mucho ruido, como ventanas o puertas que da a patios, escaleras, etc. Cada vez que alguien pase o un coche pite, se activará y es realmente molesto que cada dos por tres suene sin ser en realidad tu bebé, que es lo que importa. ¿Cuál elegirías de estos tipos de vigilabebés?

Dejar una respuesta