Tocofobia: ¿Qué es? 8 claves para superarla

La tocofobia es un miedo extremo al parto pero se puede curar con el tratamiento indicado.

La tocofobia es un trastorno que consiste en sentir un miedo intenso al embarazo y el parto. Aunque la mayoría de las mujeres temen el dolor del parto que es algo normal, las que padecen tocofobia hacen que esté miedo sea patológico e inexplicable. Temen hasta tal punto que incluso pueden evitar quedar embarazadas o abortar a pesar de tener muchas ganas de tener un hijo.

La tocofobia se puede tratar y curar como cualquier otra. Existen muchos tratamientos.

¿Tengo tocofobia?

Muchas mujeres que tienen este trastorno se sienten ansiosas por el parto y es posible que cuándo quedan embarazadas no se sientan emocionadas por eso y traten de ocultar al bebé en crecimiento.

No hay motivo para sentirse avergonzado por la tocofobia. Y no deberías tener que experimentar estos sentimientos sola. Hablar con tu médico puede ser uno de los primeros pasos para obtener alivio. El tratamiento puede hacer que estar embarazada y planificar el parto sean menos estresantes.

Causas de la tocofobia

  • Tener un historial de abuso o violación que te haga sentir vergüenza de estar embarazada.
  • Sentirse presionada para tener un parto vaginal sin complicaciones.
  • Aprender de las malas experiencias de otras personas durante el parto.
  • Ser consciente de que los médicos pongan sus manos cerca de tu vagina durante el parto.
  • Anticipar cambios en el estilo de vida, como no poder controlar tus horarios y actividades.
  • Sentir miedo ante la responsabilidad tan grande que implica tener un bebé.
  • Preocupación desmedida porque el bebé tenga alguna anomalía

¿Cuáles son los síntomas de la tocofobia?

La tocofobia afecta tus pensamientos y comportamientos. Muchas personas con tocofobia sufren de depresión.

Tocofobia primaria; las madres primerizas o las mujeres que nunca han estado embarazadas se ven afectadas por este miedo.

Secundaria: ocurre en mujeres que ya han dado a luz antes. Por lo general, han tenido un embarazo o parto traumático y esto hace que tengan mucho miedo a la posibilidad de volver a ser madres. A menudo se debe a una práctica obstétrica deficiente o a una depresión posparto grave.

Pensamientos y comportamientos

El miedo al embarazo puede hacer que tengas estos síntomas:

  • Trastorno del sueño.
  • Ataques de pánico.
  • Ataques de ansiedad recurrentes.
  • Temblores y sudor al pensar en el embarazo.
  • Signos de depresión.
  • También que evites las relaciones sexuales.
  • No te sientas conectada emocionalmente con tu hijo por nacer.
  • No sentirse emocionada por el embarazo.
  • Trates de ocultar el hecho de que estás embarazada.
  • Sentirte desconectada de tu pareja o seres queridos.

Resultados negativos del embarazo

Las personas que tienen este trastorno tienen más probabilidades de:

  • Querer tener un parto por cesárea (sección C), aunque es posible un parto vaginal seguro.
  • Buscar un aborto si quedan embarazadas.
  • Dar a su bebé en adopción.

¿Cómo se trata la tocofobia?

Un tratamiento común para la tocofobia es la terapia cognitiva conductual. De esta manera te pueden ayudar a identificar los aspectos del parto que alimentan la fobia. También puedes aprender métodos saludables trabajando con un profesional de la salud mental.

Con un tratamiento exitoso es menos probable anticipar que el parto sea abrumador. Es posible que todavía tengas ansiedad al respecto. Pero saber cómo calmar tu mente evita que estos sentimientos se intensifiquen.

Claves que te van a ayudar a superar la tocofobia

love 1237394 960 720
  1. Sería muy bueno que pudieras conectarte con amigos y seres queridos que sean una influencia positiva en tu vida. Estas personas pueden o no haber experimentado un embarazo. Pero puedes contar con ellos para recibir palabras de aliento y apoyo qué fundamental en este periodo.
  2. Asistir a clases prenatales: estas clases la guían sobre qué esperar durante el parto. Se llevan a cabo hacia el final de su embarazo.
  3. Tomar clases de embarazo temprano: estas clases son para personas en las primeras etapas del embarazo o que desean quedar embarazadas.
  4. Realizar un recorrido por un hospital o centro de maternidad: La mayoría de las instalaciones ofrecen visitas guiadas y te brindan la oportunidad de hacer preguntas e informarte de todas las dudas y cuestionamientos que sientas.
  5. Unirte a un grupo de apoyo: hay muchos foros de embarazo en línea, que incluyen opciones para las personas que intentan concebir. Tu hospital también puede contar un grupo de apoyo en persona.
  6. Hacer ejercicios para embarazadas, además de conocer a otras mujeres en situaciones similares, el deporte contribuye a aumentar la seguridad de las mujeres, ya que sienten que su cuerpo está mejor preparado para dar a luz. Yoga o Pilates son las mejores opciones.
  7. Practicar meditación o mindfulness, es una técnica de relajación en la que se pretende que la mujer consiga una atención plena a su conciencia, es decir, que centre toda su atención en el estado en el que se encuentra, aquí y ahora, y así poder comprender lo que le sucede.
  8. Dar a luz en una casa de maternidad, son habitaciones alejadas de las salas de parto, en las que las mujeres disponen de camas, colchones, bañeras, instalaciones para hacer ejercicio, etc.

Para terminar…

La tocofobia es un miedo extremo al parto. Es natural estar ansiosa por las muchas incógnitas que conlleva dar a luz a un bebé. Pero no debes permitir que esto te impida ampliar tu familia. Hay muchos métodos para superar este miedo, y profesionales que pueden ayudarte a superarlo y estar feliz de dar a luz a tu bebé.

Fotos: Pixabay.

Ir arriba