A.- La Preeclampsia es una enfermedad estrechamente relacionada con la gestación. Su característica principal es la elevación de la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina.

Nota: recordemos que, si la orina presenta proteínas, significa que los riñones no están funcionando como debieran.

Los riñones actúan de filtro depurando la sangre, eliminando las sustancias de desecho mediante la orina. Y, entre dichas sustancias, no se tienen que encontrar las proteínas.

Con tratamientos específicos, la presión reestablecerá sus intervalos normales y los riñones comenzarán a funcionar de la forma habitual.

Trastornos que pueden provocar un parto vaginal peligroso para la madre

B.- La Eclampsia es la evolución de la preeclampsia. Los órganos que se ven afectados son el hígado y los riñones en su funcionamiento renal. Así mismo, los procesos de coagulación del organismo materno también se ven alterados.

Esta enfermedad puede traer consigo consecuencias muy negativas, tales como crisis convulsivas y afecciones irreversibles en el cerebro, riñones o hígado de la futura mamá.

En estos casos, los fármacos antihipertensivos no son suficientes y, generalmente, la única solución es provocar el nacimiento del bebé antes de que el embarazo llegue a término.

Dejar una respuesta