A todos nos gusta planificar y más si se trata de una excursión o unas vacaciones. Entre los preparativos no debemos olvidar pensar qué vamos a hacer para que las horas de viaje no sean eternas.

‘¿Cuánto falta?’ será la pregunta que más escuchemos hasta que lleguemos al destino. Intentemos ir cargados de paciencia, además de maletas. Y en la cabeza… una lista bien larga de juegos con los que divertiros todos.

La primera recomendación es que aproveches las siestas para viajar, pero cuando esto no es posible, hay que amenizar como sea el trayecto.

Ten en cuenta que parar aproximadamente cada hora y llevar galletas o alguna chuchería que los niños puedan comer puede hacer más llevadero el viaje.

También puedes recurrir a juegos tradicionales con los que estimularás su memoria e imaginación además de pasar un buen rato. Te proponemos alviajargunos.
 
Para todas las edades:
•‘Canciones dedicadas’. Si tenéis un teléfono móvil con aplicaciones que permitan buscar canciones podéis escuchar música eligiendo cada vez uno, la canción que queréis cantar.
A partir de 3 años:
•‘Había una vez’. El objetivo es construir un cuento entre todos. Establecéis un orden entre los que vais en el coche. Inicia el relato el primero, continúa el segundo la historia y así hasta que se os ocurra un desenlace.
•‘De La Habana ha venido un barco cargado de…’. Se trata de decir nombres de frutas, ciudades, colores… Se puede adaptar para niños muy pequeños proponiendo cosas que ellos sepan. Con niños más mayores se puede jugar también en inglés.
A partir de 4 años:
•Juegos para adivinar. Hay muchas variantes. Podéis adivinar, dando pistas, personajes de películas, de series de dibujos animados de la televisión o de cuentos.
•El juego del ‘Veo-veo’. Éste no hace falta explicarlo.
•‘El mundo al revés’. Hasta los 7 u 8 años les gusta mucho pensar situaciones disparatadas. ¡A ver qué se os ocurre!

A partir de 5 años:
•‘Vería-vería’. Variación muy interesante del “Veo-veo” y con el que estimularás su memoria. La dinámica es la misma, pero se trata de dar pistas de un objeto que veríamos si estuviéramos en…., o si fuéramos a…, o si estuviéramos con….
A partir de 6 años:
•‘Palabras encadenadas’.
•Adivinanzas tradicionales.
Los viajes también son una ocasión estupenda para conversar. Si tenéis por delante un trayecto largo, podéis comentar los cambios del paisaje, de clima o de cultivo, conforme vayáis apreciando los cambios. También podéis recordar “los momentos más divertidos” de las últimas vacaciones o escuchar qué les gustaría hacer en las próximas. Viajar en coche, puede ser muy divertido.

Que los niños te cambian la vida es una frase manida, pero real como la vida misma. A la hora de viajar, por ejemplo, las improvisaciones pasaron a la historia. Viajar con niños requiere toda la planificación del planificación. Dedica tiempo a pensar cómo y cuando viajas y a preparar a conciencia una bolsa de viaje. No dejes nada al azar. Incluye pañales y toallitas de sobra. Si son mayores, algún paquete de galletas y botella de agua. Si viajas en coche, ten cuidado, porque esto puede volverse en tu contra. Evita el chocolate y “chuches” que puedan dejar el coche hecho un desastre. Hay opciones menos arriesgadas como los plátanos o las gominolas. También algo que pueda entretenerles. Piensa en cosas simples, que no ocupen mucho espacio: algo para dibujar, cordones “scubidu” para hacer pulseras, cartas y cromos…

Los viajes pueden ser estresantes por los preparativos y los atascos (si vas en coche), pero también son una buena ocasión para hablar sin prisas, jugar y comentar lo que vamos a hacer cuando lleguemos a nuestro destino.

Dejar una respuesta