-

Tu bebé está estreñido

beb-enojado.jpg

Aunque se trata de un trastorno que afecta más a los bebés alimentados con lactancia artificial, es importante saber reconocerlo para actuar correctamente. El estreñimiento en los bebés  puede tener matices que hagan más complicada su definición. La coordinación entre los movimientos del intestino y la relajación del esfínter del ano no es muy eficiente en los bebés, que a menudo deben efectuar bastante esfuerzo para lograr evacuar y es normal que levanten las piernas y se pongan rojos de tanto empujar.

 

Pero si lo que finalmente logra eliminar es de consistencia normal y muy a menudo es incluso blanda, no puede decirse que tengan estreñimiento. Durante los primeros meses, la frecuencia de las deposiciones depende básicamente del tipo de alimentación del bebé, pero también de su edad y de su propia naturaleza. Con la lactancia materna, lo más normal al principio es que ensucien los pañales casi cada vez que comen, aunque algunos, en vez de seis o siete pequeñas deposiciones, hacen una o dos más abundantes.

 

Luego se van reduciendo la frecuencia y es muy normal que alrededor del mes y medio sólo evacuen una o dos veces al día. Pero también los hay que pueden tardar hasta tres o cuatro días, pero si se los ve tranquilos y luego eliminan sin mayor dificultad unas heces de consistencia normal, no se debe hacer nada. Sin embargo, cuando las deposiciones escasean durante los primeros días, conviene asegurarse de que estén mamando bien, porque si no comen, no es que tengan estreñimiento sino que no tienen nada que evacuar.

También te puede interesar:
La gastroenteritis

 

El lactante alimentado con leche materna rara vez se estriñe, dado que ésta es de fácil digestión. El motivo es la proporción de proteínas y grasas, mucho más digerible que las de la leche artificial que generalmente deriva de la vaca. La leche materna favorece antes la maduración intestinal y el crecimiento de bacterias intestinales beneficiosas para la defecación. En el intestino grueso de los lactantes estas bacterias, aseguran la retención de agua, de modo que sus deposiciones se ablandan, facilitando así los movimientos intestinales.

También te puede interesar:
Todo lo que deberías saber sobre la lactancia materna. Alimentación, consejos y mucho más

 

 

Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Contacto físico: ¡Imprescindible para el bebé!

El contacto físico del bebé con su mamá es una necesidad física y emocional. Es un factor fundamental para su seguridad física y afectiva,...

Todo lo que deberías saber sobre la lactancia materna. Alimentación, consejos y mucho más

La leche materna es un alimento, el alimento natural y más completo que podemos dar a un recién nacido. Este líquido, producido por la...

Ser mamá después de los 30: ¿bueno o malo?

En todos los aspectos de la vida hay ventajas y desventajas, como también lo es el caso de ser mamá después de los 30...

Juguetes: ¿Cómo higienizarlos y desinfectarlos?

Es fundamental limpiar de manera correcta y desinfectar los juguetes de los chicos porque se previene la transmisión de enfermedades.
También te puede interesar:
La coordinación de los bebés en el primer año
Es normal que los niños...

La mejor alimentación después del parto

Si has tenido o vas a tener un hijo y deseas recuperar tu cuerpo, debes tener en cuenta varias cosas. Entre ellas hacer ejercicio...