chupete

El chupete es un objeto que tranquiliza y calma al bebé. El chupete es aconsejable cambiarlo con cierta frecuencia, sobre todo cuando el niño ya tiene dientes, para evitar que el niño se atragante con los pequeños fragmentos que pueda arrancar. Se deben limpiar con frecuencia. Hay padres que optan por darles a sus hijos chupete, mientras que otros no porque consideran que es peligroso. Vamos a contarte algunos pros y contras del chupete:

Beneficios del chupete:

  • El deseo de chupar está relacionado con la necesidad esencial de sobrevivir. A los niños les encanta.
  • Calma al bebé en sus largas llantinas pues su forma le recuerda el pecho materno.
  • El bebé se entretiene y deja de llorar.
  • Nos salva de muchas situaciones en las que nuestro hijo está “insoportable”.

Prejuicios:

  • Intente no utilizar el chupete en los primeros días de vida.
  • Una vez que el bebé se acostumbran al chupete puede ser muy difícil quitárselo.
  • El chupete puede ser perjudicial para el desarrollo de sus dientes.
  • Dejar al niño sin chupete puede fomentar la lactancia materna.
  • El uso frecuente del chupete puede alterar la capacidad del niño para ser emocionalmente maduro.
  • Pueden salirle heridas en la boda del uso continuado del chupete.
  • El niño puede acostumbrarse a usarlo y puede que conforme vaya creciendo no quiera quitárselo, incluso, al llegar al colegio, hecho que podría afectar en su maduración.

En definitiva, ya sabéis algunos pros y algunos contras del bebé, cada padre puede elegir lo que hacer, ya que no a todos los niños que utilicen el chupete les puede pasar lo anteriormente nombrado.

Dejar una respuesta