¿Sabías que el síncope vasovagal en niños también existe? Aunque es más común y se da en personas de edad avanzada o en adolescentes también lo pueden sufrir los niños y adultos. La mayoría de estos síncopes (si no hay un problema de corazón) se debe al vasovagal.

¿Qué es el síncope vasovagal en niños?

vasovagal en niños
Fuente: fabiii

Seguro que lo reconoces ya que se denomina así a la manera más común de un desmayo. En este caso la reducción de la frecuencia cardíaca y la dilatación de los vasos sanguíneos del cuerpo por mediación del sistema parasimpático desencadena en el desmayo. ¿Tu hijo/a sufre desmayos sin motivos aparentes? ¿Los has llevado al pediatra? ¿Qué te ha dicho el médico con respecto a los desmayos de tu hijo/a?

También te puede interesar: ¿Qué es un soplo en el corazón infantil y cómo afecta a los niños?

Síntomas del síncope vasovagal en niños

vasovagal en niños
Fuente: Deviantart/freemax

Este tipo de síncope hace que llegue menor cantidad de sangre al cerebro y provoca el desmayo como consecuencia del mismo. Además, el ritmo cardíaco cae por debajo de los 60 latidos por minuto cuyo rendimiento normal es de los 60 en adelante. Durante el episodio se puede experimentar algunos síntomas como los descritos a continuación. ¿Tu hijo ha experimentado alguno?

La cara del menor se verá mucho más pálida de lo normal y el pequeño notará una sudoración y piel fría al tacto. Las pupilas suelen estar dilatadas y a continuación le sigue el desvanecimiento que puede ser sin desmayo total. También puedes notar que el pequeño/a sufre de confusión mental y falta de orientación. Incluso puede hacerse las necesidades encima. ¡No le regañes! Realmente la pérdida de conocimiento suele ser breve y los afectados se recuperan de forma rápida. ¿Le ha sucedido esto a alguno de tus hijos/as?

Causas del síncope vasovagal en niños ¿Por qué le ocurre esto a mi hijo/a?

vasovagal en niños
Fuente: Deviantart/levynagy

En realidad no existe una cosa en concreto por la que se produzca esto sino que son diversas situaciones que pueden desencadenar en este tipo de síncope. Aunque aún no se sabe exactamente por qué ocurre se cree que se suele presentar más en personas con una carga venosa periférica mayor que otras. ¿Has escuchado esto antes?

Existen niños con una mayor sensibilidad al aumento de la actividad parasimpática y esto hace que se descompense. El síncope vasovagal en niños puede darse con los cambios de posición demasiado rápidos. Levantarse rápidamente, sentarse, tumbarse y levantarse. También puede suceder en casos de que el niño esté mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentado. Evita permanecer horas de compras en centros comerciales sin que se siente de vez en cuando o, por el contrario, permanecer en el cine o en el coche mucho tiempo sentado. ¿Tienes un hijo demasiado sedentario?

Otros desencadenantes de estos episodios tan desagradables pueden ser el estrés emocional en cualquier ámbito de su vida, la ansiedad en niños, las emociones extremas o un cólico que sufra el pequeño de otra índole. También puede darse debido a exposiciones largas al calor, al hambre o a la deshidratación. Evita que estas cosas pasen aunque a veces es imposible evitar que el síncope llegue, al menos, estamos reduciendo las posibilidades. ¿Qué te parece?

Los niños también necesitan sal en la comida y puede que la restricción de la misma sea otra de las causas. Además, los síncopes pueden darse debido a olores fuertes como el que desprende la pintura, la lejía, el amoniaco o, incluso, puede ser que tenga alguna alergia a algún medicamento que esté tomando. ¿Qué tipo de medicamentos está tomando tu hijo?

¿Cuando consultar al médico?

vasovagal en niños
Fuente: Deviantart/freemax

Es importante llevar al niño al pediatra o a urgencias para descartar otras posibles cosas. En la mayoría de los casos los pequeños vuelven en sí en poco tiempo sin sufrir más consecuencias. Pero es bueno llevarlos al médico si presentan algunos de los síntomas descritos arriba. El pediatra le hará las pruebas oportunas. ¿Tu hijo sufre algunos de estos síntomas?

Los síncopes suelen desaparecer con el tiempo o van remitiendo poco a poco. Aunque es verdad que existen casos en los que no se van así como así. Pero existen algunas buenas ideas para evitarlo o que éste sea menos desagradable. Uno de estos pequeños consejos es cambiar un poco el estilo de vida. Algunas sugerencias como las siguientes pueden ir genial. ¿Qué te parecen?

Es importante aumentar el líquido que le damos a nuestro hijo para evitar que éste se deshidrate. Sobretodo si hace ejercicio o hace calor. Recuerda que la deshidratación es uno de los motivos que puede desencadenar un episodio de síncope de este estilo. Evita que esto ocurra ofreciéndole a tu hijo más líquidos durante el día. ¿Cuánto líquido toma tu hijo al día?

Además de aumentar la ingesta de líquidos también puedes aumentar la cantidad de sal en las comidas. Esto no significa que la comida tenga que ser salada. Puede que seas un papa o una mamá que no tome sal por salud, pero tu hijo la necesita en proporción a su edad. Particularmente tengo recomendada la sal para evitar que me den síncopes similares. ¿Eres una persona que no toma sal en las comidas?

Otro buen consejo es que los niños no estén en pie durante mucho tiempo o sentados. Si el niño hace ejercicio puede que esté haciendo demasiado así que es mejor bajar el ritmo. La sudoración o el sol puede hacerle caer. También deberemos ir al pediatra a ver si hay algún medicamento que pueda estar ocasionando los síncopes.

Por último, procura evitar los lugares cerrados como ascensores, pisos pequeños, habitaciones estrechas o que tengan temperaturas altas como los coches. De esta manera estarás previniendo los síncopes. ¿Qué te parece?

¿Alguna vez has visto un síncope vasovagal en niños? ¿Eres adulto pero también sufres de estos síncopes? ¿Qué te ha parecido este artículo sobre el síncope común? ¿Te ha sido de utilidad leer esto?

También te puede interesar: Los mareos durante el embarazo.

1 comentario

Dejar una respuesta