yoga.jpgExiste una diferencia entre el yoga que pueden realizar las embarazadas y el yoga dirigido al resto del público. El objetivo más importante en las clases de yoga para embarazadas, es que la mamá logre un vínculo con su bebé, que se conecte.

Hay cosas que no se deben hacer como: las Asanas que son las posturas con respiración y conciencia del cuerpo, tampoco se debe hacer nada boca abajo pero si las puedes hacer en otras posturas.   

No es bueno retener la respiración, ni pulmón lleno ni pulmón vacío, no pasa nada con que se haga una vez, pero no es necesario. Recordemos que una buena oxigenación es muy importante para el bebé. Hay que tener en cuenta si la mamá  sufre de reflujo, acidez de estómago o si tiene problemas de gases.

Otro factor a tener en cuenta antes de hacer determinados ejercicios de yoga es cuidar la columna, porque el problema del peso es importante durante el embarazo, la columna lo siente, por eso conviene que sea un grupo específico para embarazas. Lo ideal es que la instructora tenga experiencia con embarazadas, porque le estamos poniendo nuestra salud y la de nuestro bebé en sus manos.

Dejar una respuesta