becito-y-mama.jpg

Desde los grandes maestros del espiritualismo oriental hasta psicólogos expertos en trastornos de la niñez, coinciden en señalar las 4 siguientes virtudes como esenciales a la hora de plantar la semilla que florezca en un ser humano digno, feliz y autorrealizado.

LAS 4 VIRTUDES IMPORTANTES DE LA NIÑEZ:

ESTRATEGIA:

Es muy común que un niño vaya de aquí para allá, sin una brújula interior que le recuerde hacia dónde va y con qué objetivo. Si poco a poco aprenden a actuar con cálculo y previsión podrán desarrollar una capacidad creadora y productiva muy reconfortante. ¿Cómo entrenar este aspecto?. Pueden ayudar ciertos juegos de mesa como por el ejemplo el ajedrez, que ayuda a desarrollar el ingenio de los niños-

PACIENCIA:

¿Pedírsela a un niño?: Imposible. En este aspecto sin duda que los padres juegan un rol muy importante, porque tienen que dar el ejemplo, puesto que los niños tienen toda la vida por delante para aprender a desarrollarla, tanto consigo mismo como con las personas que lo rodean. De esa manera, la comprensión y la tolerancia serán una consecuencia natural, a medida que vayan creciendo. Pero es una virtud con la cual los niños deben crecen y sentir en su ambiente familiar.

UBICACIÓN:

El niño deberá saber poner límites frente a intromisiones desubicadas y a su vez no intentar resolver cuestiones ajenas, si no corresponde y pone en riesgo su integridad personal. Deben crecer sabiendo que sus amigos tienen todo el derecho del mundo a cometer errores, y que son estos desaciertos los que nos dejan enseñanzas.

ALEGRÍA:

Es muy difícil que no la tengan cuando son chicos, lo que hay que evitar es que no la pierdan al crecer. Los padres deberán educarlos para que, más allá de los obstáculos con los que los enfrente la vida, sepan mantener una actitud lo más positiva posible, la cual lo beneficiará en todos sus proyectos.

Dejar una respuesta