Enumeramos una serie de consejos y recomendaciones, que te ayudaran a cómo prevenir los celos: 

  • Para los niños es difícil pensar que todo no está relacionado con ellos. Intenta implicarlo ya durante tu embarazo y motívalo para que hable con su hermanito.
  • El día que regreses a casa con el hermanito, no te olvides de llevarle un regalito que le hará el bebé.
  • Pídele que te ayude a enseñarle la casa a su nuevo hermanito, que en cada habitación le explique para qué sirve. Así se sentirá importante.
  • Mantener la rutina del niño es muy importante, especialmente en los momentos en que se producen cambios importantes en su vida. Intenta crear un “tiempo especial” cada día para él. Planead que haréis juntos.
  • Pide ayuda a otros miembros de la familia para dedicarle un tiempo.
  • Es muy posible que tu pequeño sufra una regresión , quizá vuelva a pedir el chupete o recupere comportamientos que ya había superado. No se lo impidas pero recuérdale que se está haciendo mayorcito.

Dejar una respuesta